Cáritas advierte que el 80% de los niños que viven en la pobreza lo seguirán siendo como adultos

Cáritas lanzó ayer una llamada de atención sobre el modelo social que se ha construido en España y que, en su opinión, no responde lo suficiente a las personas en situación de necesidad, con un informe que constata la transmisión intergeneracional de la pobreza y revela que el 80% de los niños o adolescentes que la padecieron afrontan hoy como adultos las mismas dificultades.

El trabajo, fruto de un análisis de datos del INE, Eurostat y la Fundación Foessa, muestra cómo factores como la educación, la situación laboral de los padres o su renta codicionan el futuro de los hijos, aunque afirma que "la pobreza no es determinista" y poniendo medidas se puede evitar su transmisión generacional.

El estudio compara Encuestas de Condiciones de Vida del INE y revela que mientras en 2005, con una tasa general de pobreza del 17%, llegaba al 20% entre quienes habían sido pobres de niños; en 2011 la diferencia era mayor, con un 21% de pobreza para el conjunto de la población y hasta un 33% para quienes en su infancia estuvieron en esta situación de carestía. "La tendencia a heredar la situación económica se hace más intensa en los momentos de mayor inestabilidad", concluye el informe.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios