Católicos y musulmanes se reúnen en el Vaticano en el primer foro común

  • El encuentro comienza hoy y el jueves el Papa recibirá a los asistentes en audiencia

Un total de 58 delegados, 29 católicos y otros tantos musulmanes, se reúnen desde hoy hasta el jueves en el Vaticano en el primer Foro Católico-Musulmán, donde se analizarán temas teológicos y espirituales, y establecerán un diálogo basado en la dignidad humana y el respeto. El foro fue creado el pasado mes de marzo, como resultado de la carta que, en octubre de 2007, enviaron al Papa 138 sabios musulmanes, encabezados por el presidente del Instituto Aal al-Bayt para el Pensamiento Islámico, el príncipe Ghazi ben Muhammad ben Talal, y en la que suscribían que el futuro del mundo depende de la paz entre musulmanes y cristianos.

El Vaticano consideró esa carta "alentadora y estimulante" y, en su respuesta, Benedicto XVI abogó por instaurar un "diálogo basado en el respeto de la dignidad de la persona, en el conocimiento objetivo de la religión del otro, en compartir la experiencia religiosa y en el compromiso común para promover el respeto mutuo y la aceptación".

En marzo se reunió en el Vaticano una delegación católica encabezada por el presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, el cardenal Jean Louis Tauran, y otra musulmana presidida por Abdel Hakim Murad, de la University of the Muslim Academic Trust, de Gran Bretaña, que acordaron la creación del foro.

La reunión se celebrará a puerta cerrada en el Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos y Benedicto XVI recibirá a los asistentes el jueves en audiencia. El cardenal Tauran dijo ayer a Radio Vaticano que cristianos y musulmanes están condenados al diálogo y que la reunión de hoy no es el inicio, "sino una etapa más de un diálogo que se remonta a más de 1.400 años".

El obispo Pierluigi Celata, secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, declaró que el encuentro nace del deseo de evitar que "se puedan usar las religiones para justificar actos o ideologías de violencia, y por la responsabilidad que tienen las religiones en la gran aspiración de la humanidad que es la paz". Celata añadió que los temas del foro fueron elegidos de común acuerdo y que los expertos debatirán sobre "amor de Dios, amor del prójimo", "fundamento teológico y espiritual" y "dignidad humana y respeto recíproco".

No se descarta que al final de la reunión se apruebe una declaración común. El foro volverá a reunirse dentro de dos años, en una cita organizada por la parte musulmana, precisó Celata. El prelado reconoció que en algunos momentos las relaciones con los musulmanes son "tensas", pero precisó que "hay que ver" si el origen de esa tensión tiene causas religiosas o está ligada a aspectos de tipo social, económico, ideológico o político.

Las relaciones entre el Vaticano y el islam atravesaron a finales de 2006 momentos difíciles después de que Benedicto XVI pronunciara en la Universidad de Ratisbona (Alemania) una lección magistral donde se refirió a Mahoma, de forma considerada "ofensiva" por el mundo islámico. El Papa citó una conversación entre el emperador bizantino Manuel II Paleólogo (1391) y un erudito persa, en la que el mandatario decía que "Mahoma no había traído nada novedoso excepto la orden de extender la fe mediante la espada".

Esa frase provocó serias protestas y el Vaticano tuvo que puntualizar las palabras del Papa quien posteriormente recibió a los embajadores musulmanes ante la Santa Sede, a quienes expresó su "estima y profundo respeto" por el islam.

Las relaciones se normalizaron durante la visita del Papa a finales de 2006 a Turquía, cuando visitó y meditó en la Mezquita Azul, de Estambul, ante el Mihrab, el lugar sagrado que mira hacia La Meca. Asimismo, el Papa recibió en audiencia el año pasado en el Vaticano al rey Abdalá de Arabia Saudí, en su primera visita a la Santa Sede.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios