El Congreso rechaza una moción de IU para reformar la ley del aborto

  • El presidente del Gobierno insiste en que sólo quiere abrir una reflexión sobre la evolución de esta práctica en España · Rajoy dice que existe un consenso social para mantener la actual regulación

El Congreso de los Diputados rechazó ayer, por 21 votos a favor, 277 en contra y 10 abstenciones, la moción presentada por IU-ICV para modificar la ley del aborto en España y pasar del actual sistema de supuestos legales para interrumpir el embarazo a otro de plazos y convertir esta práctica en una prestación más del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La moción se votó en secreto a petición de este grupo y de ERC, pero el texto no cosechó más apoyos que los anunciados por los distintos portavoces que intervinieron en el debate. Eso sí, una decena de parlamentarios optaron por la abstención pese a que ninguna formación había anticipado que votaría en este sentido.

Abiertamente, la propuesta sólo fue respaldada por los grupos parlamentarios de ERC y BNG, mientras que CiU y el PNV permitieron libertad de voto a sus diputados. También la apoyaron EA, CHA y NaBai, de manera que sólo quedaron tres votos afirmativos por "identificar".

Horas antes del debate, el PSOE presentó una enmienda de sustitución que instaba al Gobierno a abordar "con el máximo consenso" las reformas legales pertinentes para "mejorar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres".

La enmienda socialista fue rechazada por IU-ICV, al igual que otra presentada por ERC, que pretendía dar "mayor fuerza legal" al texto de IU, según la diputada de ERC, Georgina Oliva.

Actualmente, la legislación permite el aborto en: las primeras doce semanas de embarazo en caso de violación, hasta las 22 semanas si hay riesgo de malformación del feto, y sin límite si hay peligro para la salud física y mental de la madre.

En el debate, la diputada de IU-ICV Carme García denunció que España es "de los pocos países que aún no reconoce este derecho a las mujeres" y, lo que es peor, "es el único con una ley con un vacío legal que ha hecho que el aborto sea un negocio para algunos".

Pilar López, del PSOE, explicó que su grupo no podía aceptar la moción de IU "sin antes abrir un debate social en profundidad".

"Aunque compartimos en esencia el fondo de la moción", aseguró, éste no es el momento de llevarla a cabo porque estamos al final de la legislatura y porque el procedimiento no es lo suficientemente serio" (una moción).

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiso ayer zanjar la polémica desatada ante la posibilidad y dijo que ahora no se propone una reforma de la ley, sino abrir una reflexión en torno a la evolución del aborto en España, por qué ha crecido tanto el número de abortos en los últimos años, analizar el uso del tercer supuesto (riesgo para la salud física y psíquica de la madre) y ver si hay fallos en la prevención.

Zapatero no quiso avanzar qué fórmula se utilizará en el próximo programa electoral del PSOE y recordó que en el de 2004 el PSOE apostó por una ley de plazos, que finalmente no se ha aprobado.

Por otra parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó ayer que su programa electoral no incluirá ninguna modificación sobre la ley del aborto ya que, explicó, existe un consenso social en mantener la regulación actual, y señaló que "lo que hay que hacer es aplicar la ley".

El líder del PP también denunció que plantear un cambio de legislación porque la actual no se cumple es algo "absolutamente disparatado" que "denota una absoluta falta de convicciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios