Cronología oficial de los hechos

Tres días después de detener a Josef Fritzl, acusado de encerrar durante 24 años en un sótano a su hija, a quien violó sistemáticamente y con quien tuvo siete hijos, las autoridades austríacas difundieron una cronología de los hechos, según las últimas investigaciones.

El relato de la Dirección de Seguridad de Baja Austria comienza con la desaparición de Elisabeth Fritzl -la hija víctima de Josef- el 29 de agosto de 1984, registrada con una denuncia y un informe oficial.

En mayo de 1993, fue encontrada Lisa, de 9 meses de edad, en el edificio de apartamentos de la familia Fritzl, junto a una carta manuscrita de Elisabeth, donde explica a sus padres que ya es madre de una niña (Kerstin) y de un niño (Stefan), y que no puede ocuparse de la pequeña Lisa.

Dieciocho meses más tarde aparece de forma similar, en el mismo lugar, Monika, de 10 meses, y en agosto de 1997, se repite la situación con Alexander, de 15 meses.

En 2003 Elisabeth escribió presuntamente una carta en la que informa que dio a luz a un hijo el 16 de diciembre de 2002, añade la policía.

El 19 de abril de 2008 Kerstin, de 19 años, gravemente enferma y en estado inconsciente, es dejada en la vivienda de los abuelos.

Tras ser internada en un hospital, las autoridades iniciaron las primeras investigaciones, entre otras, ordenando análisis de sangre y orina de Kerstin, así como otras pruebas de saliva de los niños, de los abuelos y también de la encontrada en los sobres de las cartas, para compararlos entre sí. Además, se investigaron los orígenes de diversas llamadas telefónicas de los números conocidos de la familia.

En la noche del pasado sábado, Josef y Elisabeth fueron encontrados en las cercanías de la Clínica Mostviertel-Amstetten (donde estaba internada Kerstin) y fueron llevados a la comisaría de Policía para ser interrogados.

En el interrogatorio, Elisabeth causó una impresión de "extrema perturbación psíquica" y llamó la atención su estado físico. Tras una larga conversación en la que se le aseguró que no tendría ya que tener más contacto con su padre y que sus hijos estarían bien cuidados, se mostró dispuesta a hacer una declaración amplia, añade la nota policial.

En esa segunda declaración Elisabeth, que tiene ahora 42 años, aseguró que su padre la había violado reiteradas veces desde que cumplió 11 años y que el 28 de abril de 1984 la bajó al sótano, la narcotizó y la maniató con esposas, encerrándola en una habitación.

Explicó que en los 24 años de cautiverio su padre abusó de ella de forma sistemática. Como consecuencia de ello nacieron sus siete hijos. En 1996 dio a luz gemelos y ambos nacieron con vida, pero uno de ellos murió, aparentemente por falta de atención, poco después de su nacimiento. Su padre se llevó el cuerpo del bebé y lo incineró.

La nota precisa que tres de los niños fueron adoptados, tras "escenificar un abandono", por Josef y su esposa, Rosemarie, mientras que Kerstin, Stefan y Félix, de 5 años y el último en nacer, vivieron siempre junto a su madre encerrados en el sótano.

El relato policial añade que Josef sacó recientemente a su hija Elisabeth, a Stefan y a Felix del calabozo subterráneo y explicó a su esposa que su hija había vuelto a casa con dos niños.

Según las declaraciones de Elisabeth, sólo Josef les proveía de comida y vestidos a ella y a sus hijos. La esposa Rosemarie no sabía nada del encarcelamiento y no tenía nada que ver con ello.

En base a estas declaraciones de Elisabeth, Josef F. fue detenido por orden de la Fiscalía de Sankt Pölten y llevado al Centro Penitenciario del Tribunal de Sankt Poelten, tras lo cual el acusado confesó, aunque difirió en algunos detalles de la versión de Elisabeth.

Las pruebas de ADN efectuadas a la familia confirmaron que Josef F. es el padre de los hijos de Elisabeth, y que también fue él quien cerró con su saliva el sobre de una carta enviada por correo en enero 2002.

Las víctimas se encuentran internadas en tratamiento psicológico en la Clínica Mostviertel-Mauer, mientras las investigaciones del caso continúan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios