Madrid

Detenido en Aranjuez un peligroso delincuente buscado desde hace dos años

  • El arrestado puso cables de acero en el acceso a su vivienda para que si los policías trataban de detenerle se seccionaran el cuello.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad madrileña de Aranjuez a un peligroso delincuente, que se encontraba en busca y captura desde hace dos años, por un presunto delito de tráfico de drogas y han intervenido en su vivienda dos armas de fuego, numerosos cartuchos, 31 gramos de cocaína y más de 500 de hachís.

En un comunicado, la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha explicado que además de a Juan M.J, de 31 años de edad y que contaba con una orden de con una orden de ingreso en prisión en vigor, los agentes han detenido a su esposa, Celestina F.J de 28 años, por otro presunto delito contra la salud pública. Unos días antes también se detuvo a Miguel Ángel M.J, a quien se le intervino 30 gramos de cocaína cuando abandonaba la vivienda del matrimonio. 

El detenido, un individuo de extrema peligrosidad, iba frecuentemente armado y en más de una ocasión había alardeado de que antes de ir a la cárcel tenía que "matar a un policía". Además utilizaba su vivienda para llevar a cabo sus negocios de venta de droga. Gracias a las pesquisas policiales, los investigadores lograron localizar el domicilio del delincuente. Para practicar su detención los agentes se vieron obligados a derribar la puerta ante la negativa de éste y su esposa a abrir.

El arrestado había llegado a poner cables de acero entre las columnas de los soportales de acceso a una de las viviendas que utilizaba, con la intención de que si los policías intentaban su captura se seccionasen el cuello.  Mientras los agentes trataban de acceder al domicilio, de acuerdo con un auto del juzgado y numerosos requerimientos policiales, Juan M.J intentaba arrojar, sin éxito, dos armas de fuego, que han sido intervenidas, por una de las ventanas del comedor. 

Cuando los agentes registraron su domicilio, intervinieron dos armas de fuego cortas en perfecto estado de funcionamiento y numerosos cartuchos, así como 31 gramos de cocaína y más de 500 de hachís. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por parte de agentes de la Comisaría Local de Aranjuez, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios