Dinamarca cree que el inventor Madsen mató a la periodista en su submarino

La Fiscalía danesa acusó ayer formalmente al inventor Peter Madsen del homicidio de la periodista sueca Kim Wall, desaparecida en agosto en el submarino fabricado por él y cuyos restos troceados han sido hallados los últimos meses. El fiscal Jakob Buch-Jepsen informó de que en el juicio, que comenzará en marzo, pedirá cadena perpetua o, de forma subsidiaria, custodia -pena prorrogable indefinidamente para reos peligrosos-, después del examen mental al que fue sometido Madsen por el Consejo de Medicina Forense.

La acusación admite que se desconoce el modo en que murió Wall, aunque considera como hipótesis más probable la decapitación o el estrangulamiento. El homicidio ocurrió después de "planificación previa", señaló en un comunicado el fiscal, que también ha acusado a Madsen de trato indecente del cadáver por descuartizarlo, relaciones sexuales sin incluir coito y de dos violaciones graves de la ley sobre seguridad marítima, por lo que pide que sea destruido el submarino.

La Policía había finalizado la búsqueda en el mar Báltico la semana pasada después de haber encontrado de forma separada la cabeza, los brazos, el torso y las piernas, todos con tubos de metal fijados para hacer peso; y renunció a hallar los móviles de ambos y posibles utensilios usados en el descuartizamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios