Ecuador empieza a levantarse

  • Correa afirma que la situación está cada vez "más controlada" y anuncia el aumento de los impuestos para afrontar los impactos del terremoto

Ecuador intensifica la búsqueda de supervivientes bajo los escombros que provocó el terremoto del pasado sábado pero, al mismo tiempo, piensa ya en la forma más adecuada de reubicar a los afectados y planea cómo reconstruir las zonas más golpeadas por el seísmo. Cuatro días después de la sacudida de 7,8 grados en la escala de Richter, que causó al menos 577 muertos, 5.733 heridos y 163 desaparecidos, según las autoridades, el país sigue volcado en el envío de ayuda humanitaria y en los trabajos de rescate de supervivientes, así como en la asistencia médica y en la recuperación de cadáveres. Pero cerca de 20.000 personas se han quedado sin hogar y las autoridades han comenzado a pensar en cómo y dónde instalarlas mientras se reconstruyen las zonas afectadas.

Es una labor que "no se va a hacer en tres días ni en tres meses", sino que "puede tomar años y cuesta miles de millones de dólares", advirtió el presidente del país, Rafael Correa. El gobernante dijo que también habrá que identificar las construcciones que deben demolerse antes de acometer la reconstrucción, que deberá empezar por la infraestructura pública.

Mencionó carreteras, puentes, escuelas e incluso los tres hospitales que se vinieron abajo y dijo que deberá aprovecharse la "dolorosísima situación" por la que atraviesa el país para "planificar bien" las ciudades.

Asimismo, Correa, anunció aumentos temporales de impuestos para recaudar fondos que contribuyan a la recuperación de las zonas afectadas por el terremoto que el pasado sábado azotó la zona norte de la costa del país. En un mensaje a la nación, el gobernante dijo que en las próximas horas se establecerá una contribución de dos puntos adicionales en el impuesto al valor añadido (IVA) durante un año y otra, por una sola vez, del 3% sobre utilidades, así como una más, del 0,9% "sobre personas naturales con patrimonio mayor a un millón de dólares".

También dijo que se establece la aportación de un día de sueldo para quienes ganan más de 850 euros mensuales. "Si se gana esa cantidad se contribuirá un día, sólo un mes; si se gana el doble, un día durante dos meses, hasta quienes ganamos más de cinco veces que contribuiremos un día durante cinco meses", explicó el mandatario, ataviado con la banda presidencial.

Correa añadió que se buscará vender algunos de los "muchos activos" que posee el país, "fruto de la inversión de todos estos años". Estas medidas, indicó, se adoptan "de acuerdo a lo que la Constitución permite en el estado de excepción", situación que fue decretada la noche del sábado. El mandatario, quien envió un mensaje de aliento a sus compatriotas, manifestó que "ésta es la manera como una sociedad moderna responde a esta clase de desastres y la forma como cada ecuatoriano, en la medida de sus responsabilidades, contribuye a la recuperación de su propia patria". "Hoy más unidos que nunca, nuestras lágrimas, que fecunden el suelo del porvenir", apostilló.

Muchos supervivientes del terremoto luchan por rehacer sus vidas desde carpas e improvisados refugios que, por ejemplo, en la ciudad de Portoviejo, se construyen en espacios abiertos donde familias enteras han reunido las pertenencias que les quedan.

Camas, armarios e incluso estufas son algunos de los enseres que los ciudadanos de Portoviejo han podido recuperar tras la tragedia y que ahora conservan en un parque, donde se reúnen quienes han perdido su casa. Así viven desde hace unos días muchos ecuatorianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios