Operación antidroga

Incautadas 14.000 pastillas de Darth Vader a una red internacional especializada en enviar éxtasis a Sudamérica

  • En la operación contra esta organización han sido detenidas tres personas como encargadas de la infraestructura de envío de droga

Éxtasis con la cara de Darth Vader Éxtasis con la cara de Darth Vader

Éxtasis con la cara de Darth Vader / Guardia Civil

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han desarticulado una red internacional especializada en el envío de éxtasis a Sudamérica, a la que le han intervenido 14.000 pastillas de esta droga cuyo icono distintivo era el casco del personaje Darth Vader, de la saga La Guerra de las Galaxias.

El grupo criminal estaba asentado en la provincia de Toledo y se dedicaba también a la introducción de cocaína en Europa, sustancia de la que se han incautado 500 gramos.

La investigación se inició en septiembre después de que agentes de la Unidad Fiscal y Aeroportuaria de Madrid y funcionarios de Vigilancia Aduanera detectaran un envío declarado como material audiovisual y con destino Uruguay que levantó sus sospechas.

Durante la inspección, se descubrieron en el interior 14.000 pastillas de éxtasis (MDMA) en varios paquetes envueltos en bolsas de plástico.

A partir de este descubrimiento, la investigación fue asumida por el Equipo de Policía Judicial de Barajas y la Agencia Tributaria que comenzaron las investigaciones para localizar a los responsables del envío.

Las investigaciones posteriores permitieron a los agentes localizar una vivienda en Toledo, donde tras ser sometida a vigilancia, se descubrió que estaba ocupada por dos hombres, de 35 y 37 años, ambos con antecedentes por tráfico de drogas, y una mujer, de 30.

Estas tres personas, de nacionalidad colombina, aprovechaban sus conexiones en Sudamérica para introducir cocaína en España para su distribución en Madrid y, paralelamente, facilitaban a la conexión sudamericana éxtasis que obtenían de sus redes europeas.

En la vivienda que ocupaban en Toledo, donde fueron localizados los 500 gramos de cocaína, que estaban listos para ser introducidos en el circuito ilegal de venta, fueron intervenidos instrumentos de pesaje, numerosos teléfonos móviles, llaves de vehículos, armas blancas y diversa documentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios