Investigan si otra muerte en Torrevieja se debe a la enfermedad de las 'vacas locas'

  • La Comunidad Valenciana dice que "no está confirmado" que el fallecimiento de un hombre de 55 años haya sido por la afección de Creutzfeldt-Jacob. Los resultados de los análisis de sabrán en un mes.

La Dirección General de Salud Pública de la Conselleria de Sanidad de la Generalitat valenciana ha asegurado hoy, en un comunicado, que actualmente "no existe confirmación alguna" de que la muerte de un hombre de 55 años ocurrida el pasado 28 de marzo en el hospital de Torrevieja (Alicante) se deba a la variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob por consumo de carne de vacuno contaminada, conocida como síndrome de las 'vacas locas'.

La administración sanitaria valenciana ha subrayado que la Comunitat garantiza "los máximos planes de control y prevención de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob por consumo de carne de vacuno contaminada" y ha señalado que, en estos momentos, "se están realizando los análisis oportunos para determinar si este fallecimiento tiene relación con alguna de las variantes de esta enfermedad".

Los resultados estarán disponibles "en un mes", de acuerdo al protocolo establecido, y práctica que realiza desde el año 1996, plazo necesario para llevar a cabo las técnicas de cultivo de las muestras.

Según publica hoy el periódico Información, la Conselleria de Sanidad investiga si la muerte de un hombre de 55 años ocurrida el 28 de marzo en el hospital de Torrevieja puede deberse a un posible caso del mal de las 'vacas locas'. El fallecido, nacido en Carpio de Azaba, en Salamanca, y residente en Torrevieja, ingresó en el centro sanitario en diciembre y la familia informó que esta persona había viajado hace dos décadas a Gran Bretaña, donde permaneció un mes, según la misma información.

La Comunitat cuenta desde 1996 con un sistema especial de vigilancia de la Enfermedad Creutzfeldt-Jakob (ECJ) y encefalopatías espongiformes trasmisibles humanas con protocolos de actuación y declaración de casos sospechosos, recogida de muestras clínicas y estudios post mortem, por lo que "se analizan todos los casos con sospecha de esta enfermedad", según explica la Conselleria en el comunicado.

La enfermedad de Creutzfeldt-Jakob se divide en tres grandes tipos (esporádica, adquirida y hereditaria), que a su vez tienen múltiples variantes y sólo la variante de la Enfermedad Creutzfeldt-Jakob (vECJ) tiene relación con el consumo de carne de vacuno contaminada. Según la Conselleria, "en estos momentos no hay ninguna incidencia de relevancia, desde el punto de vista epidemiológico", sino que la Comunitat está "dentro de los niveles de incidencia previstos para estas enfermedades neurodegenerativas".

Actualmente, en la Comunitat Valenciana se aplican los programas nacionales cofinanciados por la CEE frente a las Encefalopatías Espongiformes Transmisibles (EET), que consisten en la toma de muestras y su análisis de bovinos y pequeños rumiantes pecuarios, así como de inspección sintomatológica en explotaciones y mataderos.

Por otra parte, el programa BSE está basado en la vigilancia mediante la toma de muestras y análisis de diagnósticos rápidos en la Unidad de Análisis de Sanidad Animal, perteneciente a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación.

La Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación ha realizado en los últimos 5 años (2003-2007) 30.805 análisis en bovino, ovino y caprino, y en lo que va de año se han realizado 933 muestras más, sumando un total de 31.738 muestras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios