Libertad con cargos para los padres de un bebé ingresado con fractura craneal

  • El pequeño, de unos 30 días, fue hospitalizado en Palma de Mallorca el día 21 de diciembre

El juez Pedro Barceló, titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Palma, dictó ayer libertad con cargos para los padres de un bebé de unos 30 días que está ingresado en el Hospital de Son Dureta, y que fueron detenidos el jueves por presuntos malos tratos.

El juez les tomó ayer declaración a ambos, que niegan las acusaciones y aseguran que no se explican las lesiones que sufre su hijo menor en el cráneo y la cara, según informaron fuentes judiciales. Aunque un parte médico elaborado cuando el bebé ingresó en Son Dureta indicaba que las lesiones que sufría el niño eran compatibles con una caída y podían ser fruto de agresiones, el forense ha considerado que el origen de las heridas no está tan claro.

Según fuentes sanitarias, el estado de salud del bebé mejora y ya no se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Según las informaciones publicadas por varios diarios locales, el bebé ingresó en el hospital Son Llàtzer de Palma el pasado día 21 con una fractura craneal que le había provocado una hemorragia cerebral y una parálisis facial parcial.

El lactante, que también presentaba hematomas en diferentes partes del cuerpo, fue trasladado por su gravedad a Son Dureta, hospital de referencia de la comunidad, donde los responsables sanitarios decidieron informar al juez de las lesiones del pequeño.

Los padres tienen además otra hija más mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios