Localizan un cadáver en Valencia al confesar el crimen un conductor detenido

  • El individuo se dio a la fuga dos veces en un punto de control. Fue arrestado en un principio por desobediencia, resistencia a la autoridad y alcoholemia y luego confesó el asesinato.

La Guardia Civil ha localizado el cadáver de una persona en una zona rural de la localidad valenciana de Oliva después de que un conductor que había sido detenido por darse a la fuga en un control haya confesado el crimen. Los agentes intentan ahora localizar una caseta abandonada en Miramar (Valencia) donde el presunto autor del crimen ha asegurado que mató a una persona, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana.

La detención de este conductor se ha producido durante la madrugada, después de darse a la fuga dos veces en un punto de control en la zona de Oliva, por desobediencia, resistencia a la autoridad y alcoholemia. El detenido fue llevado al calabozo del cuartel de la Guardia Civil de Oliva y por la mañana, al despertar, ha confesado que había matado a una persona. Según las fuentes, llevaba manchas de sangre en las manos y había restos de sangre en el interior de la furgoneta.

En su declaración, ha afirmado que había matado a una persona y la había trasladado a un lugar en el campo, y a primera hora de la tarde, la Guardia Civil ha localizado el cadáver en un terreno rural de la zona de Oliva. Además, ha declarado que había cometido el crimen en una caseta abandonada de Miramar y después le había prendido fuego. Se desconocen por el momento las identidades del presunto agresor y la del fallecido, así como las circunstancias que rodean este crimen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios