Paco González declara que nunca estuvo a solas con su acosadora

  • Dos testigos de nacionalidad búlgara dicen que la acusada les propuso asesinar a la esposa del locutor por 10.000 euros

El periodista deportivo Paco González declaró ayer en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid que conocía a Lorena Gallego, acusada de intentar matar a su esposa, porque "era una oyente muy asidua al programa", pero destacó que no tenía amistad alguna con ella: "Jamás he estado con ella a solas". A escasos metros de su acosadora, el locutor dejó claro al inicio de su comparecencia que "ahora mismo" tiene hacia los acusados "toda su enemistad del mundo". González conocía a su acosadora del programa, ya que solía ir de oyente al mismo. La acusada manifestó que pasó una noche con el locutor.

"Lorena empezó a venir en 2010. Llamó la atención de que se quedaba hasta el final. Parecía una oyente extraordinariamente fiel. Se quedaba sola y nos decía qué hacéis y le decíamos que íbamos a tomar una copa. Jamás en mi vida estuve con Lorena a solas. Nunca. Ni fuera ni dentro de la radio. Quisimos ser amables porque era una oyente fiel", relató, añadiendo que suelen tener seguidores muy amables que les hacen detalles que se los "curraban". "Nunca pensé que estaba obsesionada conmigo. Me declaró su amor y le dije que no. Y hasta luego. No pensé que llegaría a más", destacó, insistiendo en que jamás estuvo con ella a solas. "Alguna vez fuimos a tomar una copa junto a 40 personas", matizó.

Además, señaló que en alguna ocasión le mandó un correo diciéndole que estaba enamorada. A partir de entonces, el periodista dio órdenes de que no pudiera entrar en el programa.

En cuanto al encargo de asesinar a su mujer, explicó que recibió en el correo del programa un mensaje en el que una persona comentaba que necesitaba ponerse en contacto con él por una cuestión de "vida o muerte". Lo llamó haciéndose pasar por el productor del programa y éste le dijo que tenía una grabación con el encargo del asesinato de la mujer del periodista. "Todo era muy raro", pensó entonces el locutor. "Como no era una amenaza real, tampoco le quise asustar", señaló.

Dos testigos de nacionalidad búlgara aseguraron ayer en el juicio que los acusados, Lorena Gallego e Iván Trepiana, les propusieron en 2013 un trabajo que consistía en asesinar a la esposa del periodista Paco González a cambio de 100.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios