La Policía afirma que las mafias son "una seria amenaza" para la economía

  • El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, detalla que en la 'operación Emperador' se han intervenido hasta ahora diez millones de euros y se ha detenido a 83 personas.

Comentarios 8

La Policía se ha incautado en dos días de 10 millones de euros en efectivo en la operación Emperador contra redes chinas dedicadas al blanqueo de dinero, entre otros delitos, y ha detenido hasta el momento a 83 personas en España. Según la Policía, de esos 83 arrestados 17 son españoles, 58 chinos y los otros ocho de diferentes nacionalidades, a los que hay que sumar otro detenido en Alemania.

Estos 10 millones de euros incautados se añaden a los 3 millones intervenidos desde que dieron comienzo las investigaciones, en 2009. Así lo ha destacado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, que se ha trasladado al complejo policial de Canillas para felicitar a los agentes que han intervenido en el operativo, integrado por 500 efectivos, donde ha señalado que se están practicando seis registros en distintos puntos de España. Cosidó, acompañado por el director adjunto operativo (DAO), Eugenio Pino, y del comisario general de Policía Judicial, José García Losada, ha resaltado la importancia de una operación "histórica", muy importante en la lucha contra la delincuencia económica, y ha dicho que las fuerzas de seguridad han puesto fin a una actividad criminal que "distorsionaba el funcionamiento de la economía". "Esta operación pone de manifiesto que el crimen organizado es una seria amenaza no sólo para los ciudadanos sino también para la economía", ha subrayado el director general de la Policía.

Por su parte, García Losada ha destacado que la trama estaba estructurada como una "organización criminal delictiva, en forma jerárquica" en el que origen del dinero blanqueado estaba en la introducción a través de los puertos de Barcelona y Valencia de mercancías procedentes de China. Parte de lo importado o bien no era declarado o si lo era se hacía importe por un menor al real, ha explicado el comisario principal de Policía Judicial, que ha asegurado que, entre los detenidos hasta el momento, no hay ningún trabajador de Vigilancia Aduanera.

La mercancía no controlada por Hacienda es el dinero ilícito que la organización blanqueaba a través de una triple mecánica: el simple transporte del dinero por parte de chinos que lo llevaban en maletines y bolsas hasta su país donde se invertía en inmuebles, y las transferencias bancarias a través de agencias que ellos mismos creaban. El tercer método contaba con la mediación de españoles acaudalados que contaban con dinero en paraísos fiscales y que lo transferían a la red en China a cambio de esa cifra en metálico.

Respecto al inspector de policía detenido en Madrid, García Losada se ha limitado a decir que, al igual que los otros 82 arrestos, éste ha sido ordenado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que le tomará declaración, mientras que las decisiones disciplinarias se tomarán de inmediato.

Colaboración de China

Por su parte, China "verificará" la existencia de una posible ramificación en el país asiático de la red desarticulada en España, que se saldó con más de 80 detenidos, acusados de formar parte de un grupo de crimen organizado liderado por ciudadanos chinos. "Hemos tomado nota de las informaciones al respecto y estamos confirmándolas", se limitó a señalar el portavoz chino del Ministerio de Asuntos Exteriores, Hong Lei, preguntado en su rueda de prensa diaria por la posible implicación en la trama de ciudadanos en China.

El número de detenidos en la operación Emperador puede verse incrementado, después de que el magistrado español de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, encargado del caso, haya cursado 20 de las 110 órdenes de arresto a otros siete países además de España, entre ellos China y Alemania. Ante ello, el portavoz incidió en que China siempre urge a sus ciudadanos en el extranjero a cumplir las leyes del país en el que residen, si bien esperó que las autoridades españolas, por su parte, también protejan a los ciudadanos chinos detenidos "de acuerdo a la ley".

Es el caso del importante empresario Gao Ping, quien forma parte de la larga lista de detenidos como supuesto cabecilla de la trama de blanqueo de capitales. Gao pretendía convertirse en un puente entre España y China con negocios relacionados con el arte. Como ejemplo de ello, se encuentra la galería que fundó en Pekín, el Centro Iberia de Arte Contemporáneo. Allí, el empresario albergó en años pasados exposiciones de la célebre fotógrafa española Ouka Leele o de la colección del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). El escándalo de su fundador no ha afectado a la actividad de galería, que permanecerá cerrada por reformas durante meses, si bien el cierre no guarda relación con la citada operación policial, según informó su responsable de prensa, Gu Jing.

El juez Andreu ha comenzado a interrogar a los más de 80 detenidos en la operación Emperador, acusados de haber blanqueado entre 200 y 300 millones de euros al año. Entre ellos, además del citado cabecilla chino de la trama, se encuentra el conocido actor porno Nacho Vidal o el concejal socialista de Fuenlabrada José Borrás.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios