La Policía británica investigará los suicidios de 13 jóvenes

  • Las víctimas, del sur de Gales, se ahorcaban y podrían haber tenido contacto por internet

Los detectives que investigan los últimos suicidios de jóvenes en el área de Bridgend, en el sur de Gales, van a volver a examinar 13 muertes, entre ellos cuatro casos que estaban oficialmente cerrados, reveló ayer el diario británico The Guardian.

La Policía está buscando alguna similitud entre los fallecimientos, ante la preocupación de que algunas o todas las muertes inexplicables registradas en la zona pudiesen estar relacionadas, según fuentes próximas a la investigación citadas por el rotativo.

La Policía del Sur de Gales confirmó en un comunicado que llevaría a cabo una revisión de un número de casos "de muertes repentinas", sin precisar el número, y aseguró que no se iban a volver a investigar los fallecimientos, sino los eventuales vínculos entre ellas.

La posibilidad de que hubiera una relación entre los casos surgió al trascender que algunos de los siete jóvenes de la zona que se han quitado la vida en los últimos doce meses ahorcándose se conocían y frecuentaban la misma página web.

El último caso es el de Natasha Randall, una joven de 17 años que apareció ahorcada en la habitación de su casa en el pueblo de Blaengarw, en Bridgend, la semana pasada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios