Prisión sin fianza para tres de los seis detenidos por practicar abortos ilegales

  • La juez instructora del caso les acusa además de asociación ilícita, falsedad e intrusismo

La titular del juzgado de instrucción número 33 de Barcelona ha decretado prisión provisional sin fianza para tres de los seis detenidos por practicar presuntamente abortos ilegales en tres clínicas de Barcelona, entre ellos el máximo responsable de los centros, Carlos Morín, y su esposa.

La juez, que en la madrugada de ayer prorrogó la detención de los imputados después de que el jueves les tomara declaración durante 14 horas, les acusa de los presuntos delitos de aborto ilegal, asociación ilícita, intrusismo profesional y falsedad documental.

Además de Morín y su esposa, María Luisa D.S., la juez también ha decretado el ingreso en prisión sin fianza de María Virtudes S.V., trabajadora de una de las clínicas del grupo y estrecha colaboradora del principal imputado. En cambio, los otros tres acusados, los médicos Dimas A.C., Pedro L.A. y Marcial R., eludirán la cárcel cuando depositen una fianza de entre 2.000 y 4.000 euros, pese a que la fiscalía también pedía prisión incondicional para ellos.

Esta supuesta trama dedicada presuntamente a la práctica de abortos ilegales, especialmente de mujeres en avanzado estado de gestación, fue descubierta a raíz de un reportaje de la televisión danesa y se investigó en España tras una querella presentada por la asociación católica e-Cristians. Según la querella, Morín, que ya había sido investigado por el Consejería de Sanidad catalana, se encontraba en la cúspide de esta trama ilegal, en la que se falseaban historiales médicos para dar apariencia de legalidad a abortos que quedaban fuera de los supuestos previstos por la ley, a cambio de importantes sumas de dinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios