Rajoy defiende la ley del aborto mientras Núñez Feijóo pide mayor consenso

  • El presidente dice que admite diferencias en su partido, "como en otras fuerzas políticas" y el presidente gallego afirma que le gustaría "una ley de mayor consenso".

Comentarios 1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido hoy el anteproyecto de reforma de la ley del aborto al considerar que regula este tema "de manera equilibrada", pero desde el propio PP, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha abogado por mejorar el texto para llegar a acuerdos.

Núñez Feijóo ha hecho estas declaraciones después de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, haya manifestado "con rotundidad" -en una entrevista en el periódico ABC- que es un texto muy elaborado, que ha delimitado claramente los principios y éstos son "irrenunciables". No obstante, en otro medio -La Razón-, el ministro ha señalado que "siempre la tramitación parlamentaria debe intentar mejorar los textos legislativos, y ojalá se produzcan aportaciones que así lo consigan". Tras el último Consejo de Ministros del año, el presidente del Ejecutivo se ha referido a las críticas de algunos miembros del PP a la reforma, como la de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, afirmando: "hay asuntos que a veces producen que haya posiciones diferentes en mi partido y también en otras fuerzas políticas".

Rajoy no ha querido pronunciarse acerca de si se dará libertad de voto a los parlamentarios del PP sobre este asunto, y el portavoz de su partido en el Congreso, Alfonso Alonso, ha asegurado que los diputados populares "están comprometidos" con algo que estaba previsto en el programa electoral y que "asumieron cuando se presentaron para ocupar su escaño dentro del proyecto" del partido. Para Feijóo, el anteproyecto de la Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada debe evolucionar hacia posturas "mucho más próximas" y ha apuntado que existía una norma "desde el año 1985 que no convenía reformar".

"Me gustaría que tuviésemos una ley de mayor consenso. Lo espero y deseo", ha añadido el presidente gallego.

En su comparecencia ante los medios, Mariano Rajoy ha explicado que el anteproyecto aprobado el pasado viernes va en línea con la ley de 1985, la cual, "sin anunciarse en ningún programa electoral de nadie", fue modificada en 2010 por el Gobierno socialista. Ha recordado que durante las dos legislaturas de José María Aznar no se modificó la ley de 1985, que contemplaba tres supuestos -violación, riesgo para la salud de la madre y malformación del feto- para que las mujeres pudieran abortar.

El anteproyecto presentado ahora limita a dos los casos en los que las mujeres pueden interrumpir de forma voluntaria su embarazo: violación y riesgo para la salud psíquica y física de la madre. Preguntado sobre las críticas desde Francia a la reforma, Rajoy ha dicho que se queda "con la rectificación que hizo el gobierno francés", en alusión a las declaraciones del ministro de Interior, Manuel Valls, quien dijo que cada país "tiene derecho a hacer sus leyes".

El titular galo de Interior hizo estas manifestaciones después de que la portavoz del gobierno de su país, Najat Vallaud-Belkacem, considerara un "retroceso" la reforma española. Por su parte, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado hoy que le "avergüenza como español que una ley de España la aplauda el señor Le Pen", en referencia a la reforma de la ley del aborto, de la que ha dicho que ni es "equilibrada", como dice Rajoy, ni "progresista", como sostiene Ruiz-Gallardón.

Durante su balance del año, Rubalcaba ha argumentado que esa reforma no la harían en Europa ni Cameron, ni Merkel ni Sarkozy, y ha lamentado que "se quiera cambiar una ley europea por una ley de la extrema derecha europea". Y el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha acusado a Ruiz-Gallardón de ser el "nuevo Torquemada del siglo XXI" con esta reforma que, a su juicio, retrotrae a España a "decenios atrás".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios