La UE ve el acuerdo de Durban como un "hito" para la acción climática

  • Kioto se prorroga hasta 2015 sin EEUU, Rusia, China ni Japón.

Comentarios 4

 La UE celebró como un "hito" en la lucha contra el cambio climático el acuerdo alcanzado en la cumbre de Durban (Sudáfrica), que extendió el Protocolo de Kioto después de 2012 y fijó una hoja de ruta para un acuerdo global de reducción de emisiones. 

La Presidencia polaca de turno dijo en nombre de los veintisiete Estados miembros de la Unión Europea que se trata de unos avances "históricos" en la lucha contra el cambio climático. 

Después de dos semanas de negociaciones, la XVII Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) aprobó en Durban una hoja de ruta propuesta por la UE para elaborar hasta 2015 un marco legal para la acción contra el cambio climático, extendió el Protocolo de Kioto más allá de 2012 y puso en marcha el Fondo Verde para el Clima acordado un año antes en Cancún (México). 

La comisaria europea para la Acción sobre el Clima, Connie Hedegaard, aseguró que la estrategia de la UE funcionó en Durban. "Cuando muchas partes decían después de Cancún que Durban solo podría implementar las decisiones que se tomaron en Copenhague y en Cancún, la UE quería más ambición y ha logrado más", señaló. 

 "Donde Kioto divide el mundo en dos categorías, ahora tendremos un sistema que reflejará la realidad de un mundo mutuamente interdependiente", señaló.

La UE insiste en la necesidad de que todos asuman el mismo peso legal en un mundo interdependiente. La UE, respaldada por una coalición de los Países Menos Desarrollados y de la Asociación de pequeños Estados Isleños (AOSIS) logró imponer su órdago a las potencias emergentes y a EEUU para alcanzar un acuerdo global que incluye a los principales emisores. Este acuerdo, que debe ser adoptado en 2015 y entrar en vigor en 2020, era la condición impuesta por la UE para sumarse a un segundo periodo del Protocolo de Kioto, que expira en 2012 y que ahora se prolongará hasta 2017 o 2020. 

Rusia, Japón y Canadá han decidido no formar parte del segundo periodo de compromiso del único tratado vigente sobre reducción de emisiones, que obliga sólo a las naciones industrializadas, excepto a EEUU. Pero Bruselas no consiguió su objetivo de obtener un marco legal sólido para obligar a los grandes emisores a cumplir sus compromisos y dejó para la próxima cumbre, que tendrá lugar en Catar en noviembre de 2013, la discusión sobre recortes de emisiones más ambiciosos. 

El ministro polaco de Medioambiente, Marcin Korolec, dijo que el acuerdo es sólo comparable con, o incluso supera, el éxito alcanzado en la primera conferencia en 1995, cuando se estableció el mandato de Berlín que llevó a la creación y la adopción del único acuerdo internacional vinculante para la lucha contra el cambio climático, el Protocolo de Kioto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios