El 'olvido' de la casilla solidaria en el último IRPF supuso 300 millones

  • Las ONG ponen en marcha una campaña para explicar a los contribuyentes el valor de asignar destino al 0,7% de la cuota tributada · La Plataforma del Voluntariado recuerda que hay 8 millones de pobres

Las arcas del Estado absorbieron "más de 300 millones de euros" de la última declaración de la renta que no fueron a la Iglesia católica ni a las ONG porque el 32,81% de los contribuyentes no marcaron ninguna de las casillas para realizar un donativo a cualquiera de ellas o a las dos, según denunció ayer el presidente de la Plataforma de ONG de Acción Social, Juan Lara Crevillén.

Según afirmó en un encuentro conjunto con los responsables de las plataformas de ONG de Infancia y Voluntariado y la Asociación Española contra el Cáncer para presentar una campaña de cara a la próxima declaración de la renta, el 22% de los contribuyentes marcaron sólo la casilla de la Iglesia católica, el 33,83% señaló exclusivamente la de fines sociales y el 11,36% apoyó ambas opciones, es decir, que cerca de la mitad pensó en donar el 0,52% de su cuota íntegra.

En la nueva convocatoria, el porcentaje que se destinará será del 0,7%, una cifra que, según recordaron los responsables de las tres plataformas, "no tiene coste alguno para el contribuyente" porque no implica que tenga que pagar más o recibir menos devolución, y, sin embargo, sirve para desarrollar los más de 900 proyectos sociales que asisten a "más de cinco millones de personas desfavorecidas" en España.

Asimismo, Lara recordó que las opciones Iglesia y Fines Sociales no son excluyentes sino complementarias, pues marcar ambas casillas significa que del total de la cuota tributada, un 0,7% irá a la institución y un 0,7% adicional a las ONG que, tras concurrir a una convocatoria del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales y a otra del Ministerio de Asuntos Exteriores, sean seleccionadas.

Según explicó, Trabajo administra un 80% de lo recaudado y lo distribuye entre las organizaciones de acción social en España dando prioridad a las que trabajen con dependencia, familia y lucha contra la pobreza; además, éstas deben tener "elementos de autoevaluación" y desarrollar una labor que complemente la emprendida por las administraciones. El otro 20% lo gestiona Exteriores y se reparte entre ONG dedicadas a la cooperación al desarrollo en el extranjero, siguiendo criterios similares.

Respecto a los beneficiarios de los fondos destinados a la acción social gracias a las declaraciones de 2006, el 22,91% fueron personas mayores; el 17% fueron personas con discapacidad, el 11,58% niños y familias y el 9,43%, inmigrantes. En total, más de 850.000 mayores, 700.000 discapacitados y 900.000 jóvenes recibieron asistencia con cargo final a este tipo de asignaciones.

Sobre todo esta situación quieren hacer reflexionar las plataformas de ONG al conjunto de la ciudadanía mediante la campaña Así hacemos más, elaborada de forma altruista por la agencia Contrapunto, que ha realizado tres anuncios de televisión y ha diseñado la imagen de todo el conjunto de iniciativas que se desarrollarán en este sentido.

"Nos pasamos el día rellenando casillas de la lotería, de la primitiva. Pero no nos toca. Sin embargo, si marcamos esta casilla, hay alguien a quien le va a tocar seguro", dijo Carmen Laviña, presidente de la Plataforma de Voluntariado, recordando que en España hay 8 millones de pobres. También abogó por la creación de un plan nacional que permita a las ONG participar en la decisión de los criterios de reparto de las cuantías recaudadas de la campaña de renta por esta vía, criterios que ahora decide el Gobierno.

900

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios