La comida desperdiciada multiplica por 80 la de los bancos de alimentos

  • El presidente de la federación española deplora que Europa tire la mitad de los productos de alimentación que produce Cada año se benefician de este reparto 1,3 millones de personas

El presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos, José Antonio Busto, alertó ayer de que en España se despilfarran anualmente ocho millones de toneladas de comida, una cifra 80 veces superior a la cantidad de comida que reparten los bancos de alimentos.

"Es una paradoja intolerable que Europa tire la mitad de los alimentos que produce", señaló Busto durante la presentación del XVIII Congreso de la federación que preside, que se inauguró ayer en Barcelona y que se clausura hoy en Girona.

La reducción del despilfarro de alimentos será un eje fundamental -junto con la reducción de las ayudas públicas- de este congreso, en el que participan responsables de los 55 bancos de alimentos de España, que agrupan a más de 2.000 voluntarios y reparten 104.000 toneladas de comida al año a 1,3 millones de personas.

Algunas de las propuestas para reducir la cantidad de alimentos en buen estado que acaban en la basura son eliminar las ofertas de 2x1 en los supermercados y adaptar los envases a la estructura social actual, en la que cada vez más personas viven solas. Asimismo, el presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos afirma que habría que clarificar conceptos como el consumo preferente y ha señalado que "se están utilizando coeficientes de seguridad mucho más altos que los que corresponderían". En este sentido, sostiene que el hecho de que los yogures dejen de tener fecha de caducidad y pasen a tener una de consumo preferente es "una anécdota".

Por su parte, el presidente del Banco de Alimentos de Barcelona, Antoni Sansalvadó, pronosticó que se puede progresar "mucho y muy rápido" en la reducción del despilfarro de comida porque "es un tema de voluntad", no económico.

La economía será otro de los ejes del congreso, ya que la UE reducirá las ayudas a los bancos de alimentos dado que, además de disminuir su importe, "se diluirán en un fondo de cohesión social que abarcará distintos ámbitos, no sólo la alimentación", lamentó el presidente de la Federación de Bancos de Alimentos, José Antonio Busto. "La alimentación es vital: no es sólo llenar el estómago, sino que afecta al desarrollo intelectual y a las defensas ante distintas enfermedades". Asimismo aseguró que las ayudas que dejarán de percibirse de la UE "deben suplirse" E insiste en que los bancos de alimentos siempre han dependido de la solidaridad de los ciudadanos, más que de los fondos públicos. En esta línea, Antoni Sansalvadó hizo un llamamiento a las empresas alimentarias para que no donen sólo lo que les sobra, sino que también ayuden con más comida "dentro de programas de responsabilidad corporativa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios