La cúpula de Vitaldent permitió mala praxis en algunas clínicas

  • Investigadores del caso advierten de "la mala praxis de algunos doctores odontólogos que provocan perjuicios a los pacientes atendidos en dichos centros, poniendo en riesgo la salud de los mismos".

La cúpula de Vitaldent con el propietario de la empresa a la cabeza, Ernesto Colman, hizo la vista gorda en casos de mala praxis en algunas clínicas dentales, tratando de eximir sus responsabilidades en lugar de ofrecer una solución "rápida" y "eficaz" a los problemas de salud de los pacientes. En un informe de la Brigada Central de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción que figura en el sumario de la causa, los investigadores advierten de "la mala praxis de algunos doctores odontólogos que provocan perjuicios a los pacientes atendidos en dichos centros, poniendo en riesgo la salud de los mismos".

"Lo que llama la atención es que en estos casos, que son conocidos por la central de Vitaldent, no se ponga un remedio rápido y eficaz, sino que se limitan a burocratizarlo mediante llamada al Quality Center y a eximirse de responsabilidades mediante emisión de informe pericial en caso de demanda judicial del paciente", añaden. Así queda reflejado en una conversación de Yolanda Copete, responsable del Departamento de Expansión, que se dirige a un tal "Sunny" para preguntarle si está segura de que son malas praxis. "Hombre tía, que mandan fotos y mandan todo", responde.

Por encima de todos sobresale el caso del director de las clínicas de Palma de Mallorca, Agustín Mazarredo, quien atendió a pacientes como odontólogo dentista sin estar habilitado para ello. Un dentista llama a Colman para advertirle de la situación: "A mi me gustaría poder encontrarme contigo personalmente, enseñarte fotografías, enseñarte testimonios de pacientes, yo tengo grabaciones con Agustín que él mismo admite que ha tocado pacientes, enredos..".

Y continúa: "Yo te puedo presentar fotografías de los tapones de cicatrización, llenos de sangre y sarro..". Al margen de este asunto, el dentista le informa de que en la clínica de Inca (Mallorca) le están robando, lo que molesta verdaderamente a Colman, como así se lo hace saber a la ex portavoz de la compañía y responsable de Opendent -la red de clínicas propias de Vitaldent- Ana Capístegui.

Tanto es así que en la conversación con Capístegui, quien estaba al corriente de lo sucedido en las clínicas de Palma, lo que molesta al empresario es la sustracción del dinero y no la salud de los pacientes que acuden a la clínica.

De hecho, Colman le dice a la exportavoz que al parecer las clínicas de Palma 1 y Palma 3 que encabezan "Lola" y "Eva" se están quedando dinero, algo que Capístegui ya conocía, quien comenta que a ella la han contado barbaridades. "Lo más fácil que hacen es falsificar DNI's de pacientes", asegura ella. Finalmente, Colman mantiene otra conversación con Vicente Samper, director comercial desde 2005 hasta hace unos meses, a quien dice que pedirá al dentista que destapó la mala praxis todas las pruebas pero para quedarse con ellas. "Esas pruebas me las quedo yo, tu fíjate que en vez de llamarme a mi, llama a la televisión".

Al respecto, los investigadores han constatado que Mazarredo no tenía titulación oficial universitaria como dentista ni tampoco se encuentra inscrito como tal en ningún Colegio oficial de España. Otro caso de mala praxis afecta a la clínica de Valdemoro (Madrid). Colman habla con la exportavoz sobre un problema con un cliente en este centro que se le van a caer los dientes y que dicha clínica no quiere hacerse responsable. La única solución que aporta el propietario es que lo hable con una tal "Claudia". Peor fue la situación en Rivas Vaciamadrid (Madrid), como así reconoce Samper, al afirmar que allí se estaba empleando personal sin cualificación para realizar actos sanitarios.

"Los higienistas no tenían título, estoy sin higienista, siguen haciendo ellas las limpiezas pero no deberían, porque los doctores se niegan claro, el de Rivas es jodido", asevera. En esa misma conversación, su interlocutor comenta que un doctor llamado Sergio ha hecho tratamientos deficientes tales como la no detección de un cáncer o la realización de implantes sin que se dieran las condiciones para un buen resultado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios