Un guardia civil mata a su ex novia cuando ésta se disponía a denunciarle

  • La mujer recibió un tiro en la frente en el cuartel de Cambados, en Pontevedra

Un agente de la Guardia Civil acabó ayer con la vida de su ex compañera sentimental a través de un disparo realizado con su arma reglamentaria, después de que ésta presentara una denuncia contra él en el mismo cuartel en el que trabajaba, en la localidad pontevedresa de Cambados.

Al parecer, y según indicaron fuentes de la propia Benemérita, el suceso se produjo sobre las 6.45 de la madrugada de ayer, cuando la mujer se dirigió hasta las dependencias que el Instituto Armado tiene en Cambados.

El guardia civil -que responde a las iniciales de J.M.S. y que tiene 34 años de edad- intentó convencer a la mujer -M. L. P., de 45 años- de que no presentara denuncia ninguna, pero al no conseguir disuadirla, el hombre volvió hasta su domicilio situado en el propio cuartel en busca de su arma reglamentaria con la que disparó contra su ex novia, que recibió un tiro en la frente y le causó una muerte prácticamente inmediata.

La mujer se encontraba actualmente separada de su marido, con el que había tenido tres hijos: un chico de 23 años de edad y dos niñas de 18 y 12 años de edad, y hacía tiempo había mantenido una relación ya finalizada con J.M.S. El cadáver de la víctima se encontraba ayer en el Anatómico Provincial de Pontevedra para la práctica de la autopsia y su traslado, posteriormente, a Cambados para ser velado por la familia.

Nada más conocer lo sucedido, la Vicepresidencia de la Xunta de Galicia se puso a disposición de la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra para ofrecer apoyo psicológico y social a la familia de la víctima, además de asegurar que sigue "puntualmente" las investigaciones acerca del suceso. De la misma forma, expresó su "más enérgica repulsa" por lo acontecido subrayando que la violencia machista es una "lacra muy compleja" que provoca "una de las más graves e intolerables violaciones de los derechos humanos". En consecuencia, el Ejecutivo autonómico ha convocado hoy diversas concentraciones públicas de repulsa y de solidaridad con la víctima.

Por su parte, el alcalde de la localidad pontevedresa de Cambados, Xosé Manuel Cores Tourís, expresó ayer su "máxima condena" por lo ocurrido en el municipio y aseguró que la mujer asesinada a manos de su ex pareja era una "persona cercana", ya que durante años había presidido una asociación de comerciantes.

El agresor se encontraba ayer detenido en las dependencias de la comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, pendiente de pasar a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Cambados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios