Sucesos

Un hombre mata a su ex mujer y a su pareja y se suicida en Guadalajara

  • El presunto asesino acude a casa de su ex mujer y acaba con la vida de ella y su compañero sentimental. Acto seguido se suicida en presencia del hijo de ambos, de 4 años de edad.

Comentarios 17

 Un individuo ha acabado con la vida de su ex-pareja y la de su compañero sentimental con un arma de fuego y después se ha quitado la vida en Alovera (Guadalajara), todo ello en presencia del hijo de cuatro años del presunto agresor y la mujer.

Según informó el subdelegado del gobierno en Guadalajara, Juan Pablo Herranz, el presunto agresor tenía denuncias por malos tratos en 2003 y en 2006, además otra por quebrantamiento de condena en 2007.

La pareja residía en Alovera desde hacía 1 año procedente de la localidad madrileña de Ajalvir, por lo que al menos la primera de las denuncias se habría presentado ante la Guardia Civil de Daganzo, dijo el subdelegado.

Al lugar del crimen se personó una pareja de la Policía Militar, por lo que se presume que el presunto homicida pertenecía al Ejército y que habría utilizado una pistola de nueve milímetros.

Según informaron  fuentes de la Delegación del Gobierno, del juzgado de paz de la localidad, los hechos ocurrieron pasadas las siete de la mañana en el número 1 de la calle Manuel de Falla de Alovera cuando el presunto agresor se ha dirigido al chalet de su ex-compañera, donde habría cometido el doble crimen para después quitarse la vida.

El niño de cuatro años, hijo del presunto agresor y de la mujer, presenció los hechos y fue trasladado al hospital de Guadalajara para ser atendido por los psicólogos, aunque después regresó con unos vecinos por recomendación de la juez de menores.

Una vecina que vive enfrente, Teresa Águila, indicó  que sobre las siete de la mañana escucharon una especie de martillazos y luego unos disparos y "me extrañó oír llorar al niño porque su madre siempre le estaba atendiendo", dijo la vecina.

El Ayuntamiento de Alovera ha convocado para las doce del mediodía una concentración ante las casas consistoriales como repulsa a este crimen, dijo a EFE el alcalde de la localidad, David Atienza.

Los cadáveres de los tres fallecidos fueron trasladados en un furgón del Instituto de Medicina Legal en presencia, entre otras autoridades, del subdelegado del Gobierno y del alcalde de la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios