Seis muertos y 72 heridos en un accidente múltiple en Barcelona

  • En el siniestro se vieron implicados un autobús, un camión y dos turismos

Un total de seis muertos y 72 heridos fue el balance que dejó un accidente múltiple producido sobre las 23:00 del jueves en la autopista C-32, a la altura de la localidad de Sant Pol de Mar (Barcelona). En el accidente se vieron implicados un autobús de la empresa Plenacosta, un camión y dos turismos. Al parecer, en una curva muy cerrada, el autocar, de dos plantas, se salió de la vía y volcó por su lado izquierdo, impactando con los otros vehículos .

Las seis víctimas, de origen holandés, eran pasajeros del autobús contratado para hacer una ruta turística por Cataluña. De los 72 heridos sólo uno es de origen español, el conductor de uno de los turismos. Otras 29 personas continúan ingresadas repartidas en distintos hospitales de la comunidad. De ellos, 11 permanecen en estado grave, según explicó la consejera de Salud del Gobierno catalán, Marina Geli.

La magnitud del accidente obligó al personal de emergencias a instalar una carpa para atender a los heridos en el lugar del siniestro. Algunos de los fallecidos quedaron atrapados en el autobús, por lo que los bomberos tuvieron que esperar a que una grúa rescatara el autocar para acceder al interior del vehículo y poder sacar los cuerpos de los fallecidos.

Las primeras investigaciones apuntan a un exceso de velocidad como la causa que originó el accidente, aunque los Mossos d'Esquadra esperarán al análisis del tacógrafo para confirmarlo. El hecho de que la curva fuese muy cerrada y que el autobús tuviera dos plantas son aspectos que habrían facilitado tanto su salida de la vía como que volcara.

El conductor del autocar, que permanece en coma inducido en el Hospital Granollers de Barcelona después de que tuviera que ser operado de urgencia, dio negativo en la prueba de alcoholemia. La Policía catalana descartó que el autobús siniestrado sufriera una avería antes del siniestro pero aún mantiene la posibilidad de que el accidente se debiera a un despiste o a un golpe de sueño del conductor.

La compañía del autocar siniestrado señaló que el vehículo contaba con dos años de antigüedad y con las medidas de seguridad reglamentarias, tales como cinturones o techo antivuelco. Por su parte, informaron de que el conductor contaba con 16 años de experiencia en la empresa.

El teniente de alcalde de Sant Pol de Mar señaló que el accidente había sido "muy desagradable" y destacó la "gran capacidad humana" desplegada para atender a los heridos y normalizar la zona. El Ayuntamiento de la localidad convocó una concentración para guardar cinco minutos de silencio por las víctimas del siniestro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios