Una mujer admite que mató a su hija porque consideraba que así salvaría el "universo"

Marisol Fabiola Raue Ortega, la mujer acusada de matar a su bebé de seis meses en la habitación de un hotel de Santiago de Compostela, reconoció ayer los hechos, que, según dijo, se debieron a una "crisis" de la esquizofrenia paranoide que padece y por la que oía "voces telepáticas". La Fiscalía solicita por este presunto asesinato con la agravante de parentesco, pero con la eximente completa de trastorno mental, que la acusada sea ingresada por un plazo de 25 años en un centro psiquiátrico penitenciario, mientras que la defensa reclama la libre absolución al entender que la eximente completa "conlleva una sentencia absolutoria".

En la primera sesión de este juicio que se celebra desde ayer en los juzgados compostelanos, la investigada reconoció que, tal y como relata el escrito de acusación, tumbó al bebé, una niña, sobre la cama, presionó con sus dedos la zona cervical para que dejase de respirar y después la cubrió con una toalla sobre la que colocó piedras en sus esquinas.

La mujer declaró en el juicio que oía una voz telepática que me dijo que tenía que matar a mi hija", que encarnaba el "mal", y que salvaría "el universo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios