Una de las tres mujeres desaparecidas en Asturias murió de forma violenta

La mujer cuyo cadáver fue encontrado el martes por la tarde en el embalse de Arbón, la gijonesa de 43 años que llevaba desaparecida desde el 13 de febrero, murió de forma violenta. La autopsia realizada ayer en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo determinó que María Paz Fernández Borrego tuvo una "muerte violenta", según fuentes policiales. El cadáver fue encontrado en una zona de difícil acceso en una orilla del embalse, en las proximidades de un camping.

El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil pudo rescatar el cuerpo horas después, tras lo cual fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo, para su estudio radiográfico y posteriormente al instituto anatómico forense para la autopsia.

El cuerpo pudo ser identificado por el cabello, la ropa y el tatuaje que tenía grabado en un hombro. María Paz Fernández Borrego estaba siendo buscada por la Guardia Civil desde que desapareciera el pasado 13 de febrero en la localidad de Navia, adonde había ido a pasar unos días. Su vehículo había sido localizado junto al hospital de Jarrio, en el vecino municipio de Coaña, a unos 12 kilómetros del embalse en los que fue encontrado el cuerpo.

Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional siguen trabajando en la búsqueda de otras dos mujeres desaparecidas en Asturias en los últimos días en Avilés y Gijón. El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, insistió ayer en que las tres desapariciones no están relacionadas: "No tienen nada que ver una con otra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios