Una pareja separada de Badajoz compartirá la custodia de su perro

  • La novedosa sentencia argumenta que el animal es "un bien indivisible" y que ambos podrán cuidarlo durante seis meses sucesivos.

Comentarios 17

"Tenencia compartida". Así ha dictaminado el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Badajoz sobre la custodia del perro de una pareja de hecho separada. La novedosa sentencia ha argumentado que al tratarse de una "copropiedad" de los dos miembros de la ex pareja y al ser un "bien indivisible", ambos podrán cuidar de Laude, el animal, durante períodos de seis meses sucesivos. La mascota fue recogida de la calle por la pareja y convivió con ellos durante cuatro años. Para la dueña, Francisca Barrios, el dictamen judicial es "perfecto" ya que, según ha dicho, delibera "lo justo" y asegura sentirse "muy contenta". Para su letrado, Carlos Franco, la novedad de la resolución reside en que el tribunal pacense haya admitido a trámite su reclamación al considerarla de interés jurídico.

La propietaria se ha mostrado muy positiva frente a la decisión judicial pues opina que ésta "ratifica" que ella es "también dueña de Laude". En su opinión, se ha hecho justicia y la sentencia es la correcta. "Tras la separación, que tuvo lugar en 2005, no surgieron problemas al respecto, y cada semana se encargaba uno de cuidar al animal. Pero desde hace un año y medio él comenzó a decir que el perro era suyo porque le daba la gana y me lo quitó", ha lamentado la pacense.  Después de intentar convencer a su ex "por las buenas", finalmente se vio obligada a recurrir a su abogado para interponer una demanda en la que reclamaba la custodia compartida. Tras la sentencia del Juzgado, la propietaria de la mascota espera volver a ver en "un par de meses o tres" a su "perrito", ya que hasta el momento permanece con el demandado, quien ha decidido recurrir la sentencia.

El juicio se celebró el pasado 27 de septiembre, y tras intentarse sin éxito la conciliación entre ambas partes, tuvo lugar la vista en la que, además de testificar algunos testigos, también se presentaron pruebas como dos cartillas veterinarias del perro, una a nombre de cada uno de los miembros de la ex pareja, o fotografías.

Considerando de competencia jurisdiccional

"Lo novedoso es que otros juzgados no admitían a trámite estas solicitudes y aquí el juez ha considerado que es de su competencia jurisdiccional", ha matizado el letrado de la dueña de Laude, Carlos Franco.  En opinión del abogado, pese a que la sentencia no es firme, queda poco margen de maniobra para recurrirla, ya que la argumentación judicial no "deja resquicio ninguno al recurso". Además, ha resaltado el hecho de que el magistrado se haya decantado por la "copropiedad" del perro, otorgando el derecho de su cliente "a disfrutar de su mascota". Además, apuntó que tras la demanda interpuesta el 11 de mayo ante este juzgado pacense el magistrado del caso ha entendido "que el animal es propiedad de ambos" al quedar probado que durante los 9 años de convivencia en pareja "compartían vida en común bienes" y que el perro "lo adquiere la pareja".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios