"Por primera vez podríamos erradicar el hambre en el mundo"

  • El nuevo director general de la agencia de la ONU admite que la crisis económica puede retrasar muchas de las medidas que deberían adoptarse con urgencia

Por primera vez en la historia "tenemos la oportunidad de erradicar el hambre en el mundo", asegura el nuevo responsable de la FAO, el brasileño José Graziano, que asumirá en unos días la dirección general de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación.

José Graziano da Silva (1949), asesor del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y artífice del programa Hambre Cero, ha estado al frente de la oficina de la FAO en América Latina desde 2006, el año en que estalló la "crisis alimentaria", pero el 1 de enero sucederá al frente de este organismo al senegalés Jacques Diouf.

"Mi elección ha creado muchas expectativas, pero las circunstancias actuales son bastante desfavorables", los cambios de gobierno y la crisis económica "pueden retrasar muchas de las medidas que se pensaba implementar con más rapidez", advierte en una entrevista con Efe en Santiago.

Elegido en junio pasado por 92 votos frente a los 88 del ex ministro español de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, Graziano se ha propuesto "construir un puente" entre los países ricos y pobres, porque "la FAO no puede estar dividida en el combate contra el hambre", asevera.

Aunque algunos analistas sostienen que su elección es un triunfo del continuismo en una organización dirigida en los últimos 35 años por representantes de economías en desarrollo, Graziano sostiene que se trata de un reconocimiento a la contribución de los países latinoamericanos a la seguridad alimentaria mundial.

"En América Latina tenemos hoy 120 millones de personas muy pobres que están siendo asistidas para que puedan vivir con dignidad. Hemos aprendido de la crisis y contamos con mejor capacidad para afrontar los problemas", comenta. La actual crisis económica, que afecta sobre todo a países desarrollados, puede hacer que disminuyan las aportaciones que los países europeos y Estados Unidos entregan para el funcionamiento de la FAO.

"Sin duda va a haber recortes. Ya estamos preparados para ello. La estrategia será muy simple: usar mejor el presupuesto e incrementar la cooperación técnica entre los países del sur", apunta.

Y para que los gobiernos tomen conciencia de la necesidad de impulsar la seguridad alimentaria, Graziano piensa aplicar la misma fórmula que en América Latina: promover leyes de seguridad alimentaria, alentar la participación de la sociedad civil e implementar programas de alimentación escolar. El final del mandato de Graziano, en 2015, coincidirá con el plazo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el primero de los cuales es erradicar la pobreza extrema y el hambre, una meta que a día de hoy se antoja muy lejana.

"Soy consciente de las dificultades que tenemos, pero también sé que si nos concentramos, podemos dar un gran salto", argumenta. Por eso, nada más asumir la dirección general, presentará al consejo de la FAO una lista de los países pobres que están enfrentando el problema del hambre, "para prestarles toda la asistencia técnica y financiera posible".

"El hambre sigue vinculada a la guerra. Los países donde proporcionalmente tenemos mayor número de hambrientos son los que están en conflicto, como Somalia, por ejemplo", advierte el nuevo director de la FAO.

Otra de las actuaciones perentorias será frenar la volatilidad en los precios de los alimentos, una situación que Graziano cree que puede mejorarse aprovechando la presidencia mexicana del G20.

Para el nuevo dirigente de la FAO, ayudaría mucho "tener una regulación que impida que los alimentos sean tratados de la misma manera que los productos financieros". La producción de biocombustibles, las subvenciones agrícolas o las barreras comerciales son temas de naturaleza eminentemente política y económica que acaban afectando a la seguridad alimentaria, aunque Graziano es consciente de sus limitaciones. "La FAO hace recomendaciones, peso son los gobiernos quienes deben llevar adelante las acciones", puntualiza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios