La prórroga de la Conferencia de Durban logra acercar un acuerdo

  • Los representantes de los principales países permanecen en la ciudad sudafricana ultimando los detalles de un proyecto que podría llegar finalmente a cuajar

Los países clave en la negociación de la Cumbre del Cambio Climático (COP17) permanecían anoche en Durban para tratar de cerrar un acuerdo pese al abandono de numerosas delegaciones durante la jornada extraordinaria de la conferencia.

"Probablemente acabemos esta noche", expresó al final de la tarde del sábado el jefe de la delegación de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo, sumándose a voces de otros delegados que rebosaban optimismo sobre un posible acuerdo.

"Veo mucha convergencia. Puede que lleve un poco más de lo que nos gustaría, pero probablemente terminaremos el proceso", afirmó. "Estoy muy contento con lo que estoy viendo", añadió.

Una reunión reducida con ministros de los principales grupos y países dedicó buena parte de la tarde del sábado a resolver los escollos para tener los textos que votar en una sesión plenaria, después de que la conferencia de doce días tuviera que prorrogarse un día más por falta de acuerdos.

"Finalmente estamos llegando a las cuestiones claves. Y haciendo progresos. La presión del tiempo puede sentirse casi físicamente en la habitación. De romper los nervios", expresó la comisaria europea del Clima, Connie Hedegaar, en su Twitter desde la reunión.

En medio de señales de crispación por la lentitud del proceso y las indefiniciones de muchos de sus colegas delegados, Hedegaar había dicho poco antes: "No voy a rendirme, hasta que todas las posibilidades hayan sido exploradas".

"Algunos países han hecho movimientos que no habían hecho en años para conseguir un acuerdo. Sería irresponsable perder eso ahora. Trabajaremos hasta el último minuto", expresó.

Un poco más reservado, el jefe negociador de Estados Unidos, Todd Stern, aseguró que "estamos trabajando duro, creo que estamos haciendo progresos" aunque, advirtió, "todavía no hemos terminado".

Numerosas delegaciones, entre ellas la española, se vieron obligadas a dejar las conversaciones ante la imposibilidad de cambiar sus vuelos de regreso.

La secretaria de Estado para el Cambio Climático, Teresa Ribera, precisó que aunque varios ministros se habían marchado ya de Durban "en la sala hay una representación adecuada de los grupos de negociación".

Ribera se mostró optimista respecto a la posibilidad de lograr finalmente un acuerdo en Durban, pese a que aún existen puntos de abiertos de discusión.

El documento prevé la firma de un segundo periodo del Protocolo de Kioto, primordial para las economías en desarrollo, y la puesta en marcha de unahoja de ruta para un nuevo marco legal que comprometa a todos los estados, requisito de un grupo de países encabezados por la Unión Europea.

"Hay un sentimiento común de que es mejorable el texto", dijo a la prensa la secretaria de estado en funciones para el Cambio Climático, Teresa Ribera, en su última comparecencia antes de abandonar el Centro de Conferencias para tomar su avión de regreso.

En los borradores hay carencias que pueden generar dudas o incertidumbre, tales como concretar el calendario para la lucha contra el cambio climático o el nivel de ambición, según manifestó Teresa Ribera.

La conferencia se inauguró el pasado 28 de noviembre en Sudáfrica con los retos de extender más allá de 2012 el Protocolo de Kioto, el único tratado vinculante para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero de los países desarrollados.

La firma de un segundo periodo de compromisos para Kioto está ligada a la apertura de un proceso que ponga en marcha un nuevo acuerdo internacional contra el calentamiento global.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios