La nueva vacuna contra la malaria protege a la mitad de los niños pero no va más allá

  • El investigador Aponte subraya que ataca al parásito más letal de los que causan la enfermedad

Los ensayos de la nueva vacuna contra la malaria revelan que protege a la mitad de los niños, pero éste es el nivel máximo que puede ofrecer el tratamiento, por lo que se deben explorar nuevos caminos para mejorar su eficacia, según John Aponte, uno de los doctores que han trabajado en la investigación.

"Lo que esta vacuna podría ofrecer técnicamente ya es lo máximo, así que para obtener más nivel de protección habrá que cambiar de aproximación", explica el científico colombiano que trabaja en el Centro de Investigación en Salud Internacional de Barcelona (Cresib).

Los primeros resultados del ensayo clínico de la vacuna RTS,S en la fase III, la más avanzada y la previa al registro por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se presentaron el pasado octubre y supusieron un hito en la historia de la medicina. Sobre una muestra de niños vacunados entre los 6 y 18 meses, los resultados arrojaron una protección en el 56% de los casos frente a la malaria clínica y de un 47% frente a la malaria grave.

Se trata del ensayo clínico más extenso jamás realizado en niños africanos, con una muestra de casi 16.000 menores y con la participación de 11 centros de investigación en Africa y sus correspondientes centros asociados en países desarrollados, como es el caso del Cresib, vinculado a la Universidad de Barcelona y al Hospital Clínic.

"Una eficacia del 56% es buena; no es el 100%, como todos quisiéramos, pero esto por ahora no existe ni hay perspectiva de que se vaya a dar", destaca el investigador Aponte.

No obstante, la eficacia es elevada si se tiene en cuenta que es la primera vacuna en el mundo contra un parásito, concretamente el falciparum, muy extendido en el África Subsahariana y el más letal de todas las variantes que provocan la malaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios