Vivir

La Velá aguanta el tirón

  • Triana se despidió de su fiesta con juegos y éxito de público

Ni el desempleo, ni los recortes, ni la crisis económica. Nada ha desanimado a los miles de visitantes que han paseado por la calle Betis a lo largo de una semana en busca del disfrute de la Velá de Santiago y Santa Ana. Ayer se despidió sin fuegos artificiales, medida tomada para ajustar el presupuesto destinado a esta fiesta, pero con la predisposición de sus vecinos a pasarlo en grande, aunque la animación proviniese de auténticos juegos de niños.

En plena calle San Jacinto desde por la mañana, competiciones de juegos populares como las siete y media, las carreras de sacos, la soga-tira, las chapas, la petanca o el aro entretuvieron a grandes y pequeños, dejando una de las imágenes más curiosas de la jornada.

A lo largo de la calle, los vecinos se concentraron aplaudiendo y animando a quienes se inscribieron en los concursos que se celebraron en las categorías infantil, juvenil, adultos y mayores.

Mientras, en el río, 300 regatistas se disputaron la última de las numerosas competiciones deportivas que estos días se han celebrado en la Velá, el Trofeo de Remo Triana-Sevilla. Sobre las mismas aguas y desde las cinco y media de la tarde, fueron muchos los jóvenes que intentaron alcanzar las banderas colocadas en la tradicional cucaña. También en esta prueba el comentario se repetía: no han faltado participantes pero sí se nota la crisis. Del premio metálico adjudicado a quien alcanza la bandera se ha pasado a la entrega de una paleta ibérica que, aunque con buen gusto es recibido, no deja el mismo sabor de boca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios