Voces que contraatacan con ironía

  • Cuarenta viñetas hacen reflexionar sobre el conflicto palestino-israelí en la Fundación Tres Culturasl 'viñetas del conflicto' En la Fundación Tres Culturas, c/ Max Planck, 2, hasta el 9 de enero. De lunes a viernes de 10:00 a 20:00; sábado y domingo de 10:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00.

Dos mujeres, cogidas de la mano, lloran frente a frente en la Fundación Tres Culturas. El velo islámico de una de ellas marca su origen. Es palestina y su compañera, israelí. El mundo las ve diferentes, pero sus lágrimas son las mismas. Comparten el mismo dolor y las consecuencias de un conflicto que ya no recuerdan quién comenzó. Aunque podría ser real, ambas mujeres no son más que las protagonistas de una de las 42 tiras de la exposición Viñetas del conflicto -concretamente, es de la ilustradora estadounidense Liza Donnely- que permanecerá en la Fundación Tres Culturas hasta el 9 de enero.

La muestra -que ha visitado ciudades como Nueva York, Roma, Londres o Belfast- está organizada por el Círculo de Padres-Foro de Familias (CPFF), una ONG creada en 1995 e integrada por más de 500 familiares de víctimas israelíes y palestinas del conflicto de Oriente Próximo.

Robi Damelin y Siham Abu Awwad, representantes de CPFF, llevan tres días en Sevilla presentando la exposición. "Quienes hemos vivido los crueles efectos de la guerra, os traemos esta muestra para que podáis entender lo absurdo de los conflictos; además, de un mensaje de reconciliación en nombre de las familias palestinas e israelíes que han perdido a algún ser querido", explica la israelí Robi, que perdió a su hijo David en este conflicto.

Las 42 viñetas están realizadas expresamente para esta propuesta expositiva por algunos de los creadores gráficos más reconocidos del momento. Es el caso de los ganadores del premio Pulitzer Pat Oliphant, Jeff Danziger y Jim Morin. La representación española corre a cargo de Andrés Rábago, más conocido como El Roto, aunque también se aprecian otros dibujantes que publican sus tiras en periódicos como el El País, International Herald Tribune, Le Monde, New York Times y Washington Post, entre otros.

La mayoría de estas tiras, a veces cómicas y otras irónicas, tienen un doble sentido: optimista y pesimista. "Los dibujantes ofrecen su particular visión del conflicto, pero no todos los espectadores, por su cultura, educación y personalidad, ven lo mismo", dice la israelí.

Entre las viñetas, Siham, que vive en Cisjordania, muestra su favorita. "Se trata de un soldado que con la misma mano que sujeta el arma, agarra la paloma de la paz". Es la viñeta del cubano Arístides Hernández Ares. "¿Qué tiene la paloma en su pico? ¿Un trozo de alambrada u olivo? ¿Qué vemos, una paloma o simplemente la mano de un soldado?", se pregunta en inglés Siham. "Esta imagen me recuerda al soldado que mató a mi hermano".

El dibujo favorito de Robi también es bastante significativo. En él, un niño corre de espaldas a punto de ser alcanzado por una bala. Un texto advierte: "Ésta es la bala que quebró al niño que quebró a los padres que quebró a la familia que quebró a la comunidad que quebró la ciudad que quebró el Estado que busca venganza para su país... que quebró el corazón del mundo". Ésta es la historia de Robi y de numerosas familias de Oriente Próximo.

Racismo, represión, falta de negociación. "El mundo sólo mira hacia Israel y Palestina, pero la Tierra está llena de conflictos y muchas de estas viñetas sirven para todos estos casos", explica Robi Damelin.

Ambas mujeres están involucradas en el proyecto de CPFF desde hace más de cinco años. Viajan por el mundo difundiendo su mensaje de reconciliación, pero siempre regresan a su lugar de origen. "Cada vez que realizamos una iniciativa que aboga por la unión y la paz, recibo cartas de extremistas con amenazas. Para mí, eso significa que lo estamos haciendo bien", reconoce con una sonrisa irónica Robi. La caricatura es, por definición, mordaz, a veces muy rotunda, y tanto divertida como dolorosa. "Sin embargo, consigue dar en el punto débil porque dice la verdad con unas pocas pinceladas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios