Los empresarios españoles ya tienen su libro blanco

  • Aporta una nueva visión de los déficits de la educación en España y las 10 propuestas empresariales para conseguir mayor calidad

Rafael Caamaño (CECE-Sevilla), Miriam Pinto (CEOE) y Miguel Rus, presidente de la CES. Rafael Caamaño (CECE-Sevilla), Miriam Pinto (CEOE) y Miguel Rus, presidente de la CES.

Rafael Caamaño (CECE-Sevilla), Miriam Pinto (CEOE) y Miguel Rus, presidente de la CES. / m. g.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla, Miguel Rus, junto al presidente de la Federación Provincial de Centros de Enseñanza Privada (CECE-Sevilla) y la responsable del Área de Mercado Laboral del Departamento de Relaciones Laborales de CEOE, Miriam Pinto, presentaron La educación importa: Libro blanco de los empresarios españoles, elaborado por la CEOE con el fin de aportar la visión empresarial ante la estrategia Europea ET 2020 (Education and Training).

Este libro recoge la perspectiva y las propuestas de los empresarios en favor de la educación y la formación en España, al mismo tiempo que analiza con detalle los considerados cinco déficits básicos del sistema educativo español y se aportan diez propuestas clave para darles solución.

En su intervención, el presidente de la CES abogó por una reforma inmediata de la Formación Profesional y de la académica: "Es una necesidad que los empresarios llevamos tiempo reclamando. No se entiende que cada año miles de jóvenes accedan a un mercado laboral que no los reclama". "Las salidas profesionales de nuestros jóvenes vendrán marcadas en el futuro por el diseño de unos planes educativos que reflejen la realidad de los nuevos tiempos, de los cambios en los modelos productivos y de la perfecta conjunción entre la formación teórica que reciben en las aulas, con la práctica directa en la empresa", añadió.

Según se recoge en este libro, se hace necesario intensificar los vínculos entre educación y empresa y de impulsar el protagonismo del empresariado en la gobernanza ejecutiva de la formación, como una de las 10 propuestas clave contenidas en la obra.

Serían cinco los déficits más importantes del sistema educativo español: la mediocridad de los resultados, la ineficiencia del gasto, la brecha entre formación y empleo, la lentitud de la respuesta política y las deficiencias de los marcos normativos.

Con respecto al primero de estos déficits, el estudio indica que, cuando se someten los resultados en educación a la prueba del contraste internacional o a las tendencias a lo largo de periodos suficientemente extensos, se aprecian carencias notables, que suponen frenos para el progreso económico y social de nuestro país.

Otras propuestas importantes son: promover un acuerdo social y político que comparta una visión y asegure un rumbo efectivo para el sistema educativo; establecer un nuevo currículo para un tiempo nuevo; promover la innovación, el emprendimiento y el empleo de las tecnologías; hacer de la docencia una profesión robusta o consolidar la libertad de enseñanza.

Del mismo modo, cabe señalar también las de definir un sistema eficaz y eficiente de evaluación; fortalecer la autonomía de los centros, su gobernanza y rendición de cuentas; facilitar la transición de la educación al empleo y asegurar un marco básico, moderno y efectivo, común para todo el Estado.

Por lo que se refiere a la brecha entre formación y empleo, el libro blanco subraya la situación contradictoria que se observa, ya que hay elevados niveles de desempleo y, a la vez, escasez de cualificaciones y de competencias de interés para el mercado laboral. Sobre todo se observa en la enseñanza universitaria, lo que supone un fallo grave en materia de orientación profesional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios