La ilustración se cuela en la cocina

  • Dos jóvenes sevillanos crean un blog de recetas que aúna gastronomía y diseño gráfico

Hasta hace muy poco, la cocina era ese lugar de la casa que pocos jóvenes se animaban a frecuentar. Sin embargo, los concursos de televisión, el boom de lo hecho a mano y las posibilidades que ofrecen internet y las nuevas tecnologías han hecho posible que cocinar se haya situado en los primeros puestos entre sus aficiones favoritas. La blogosfera está llena de recetas para todos los gustos, presupuestos y niveles, y también de una nueva generación de cocineros que apuesta por formatos novedosos. Así, los tradicionales libros de recetas y los programas de televisión tienen que convivir ahora con los cientos de blogs, videoblogs y webs que surgen cada día y que han transformado los hábitos de los amantes de la cocina. La oferta es tan amplia y variada que tirar de imaginación se ha convertido en la única manera de destacar entre los demás. En Sevilla, dos jóvenes han lanzado Tó está bueno, un blog que conjuga la cocina y la ilustración y que ya ha recibido más de 25.000 visitas.

Sara Narváez tiene 25 años y acaba de concluir sus estudios de cocina en la Taberna del Alabardero. Suya fue la idea de crear hace aproximadamente un año un blog de recetas "sencillas, económicas y que puedan hacerse en seis o siete pasos". Con el tiempo, se unió al proyecto su pareja, Antonio López, que estudió Bellas Artes y se ha especializado en diseño gráfico. Juntos decidieron apostar por un nuevo formato -las recetas ilustradas- que cada vez tiene más adeptos dentro y fuera de la redy que permite aunar gastronomía y arte en un sólo espacio. "A los dos nos gusta cocinar y también los cómics y pensamos que sería una buena manera de hacer el blog más atractivo", cuenta Antonio.

El resultado es Tó está bueno, en el que se publican cada semana un mínimo de tres recetas de Sara -normalmente, los lunes, miércoles y viernes entre las 13:00 y las 13:30- que siempre van acompañadas de una ilustración de Antonio. El proceso, cuenta éste, "se inicia siempre por la receta y a partir de ella es cuando yo empiezo a diseñar". Unas veces son los propios platos los que sirven de inspiración al diseñador, que concibe, por ejemplo, unas aguacates huyendo despavoridos ante la idea de convertirse en el plato principal de una sopa. Otras, en cambio, es la chef la que protagoniza el dibujo. "Si se atreve con una receta muy arriesgada para mí [el caso de los nachos caseros es el que le viene a la cabeza] la imagino como una científica en su laboratorio", explica Antonio, que a veces -es el caso del perro Bolo en la receta de empanada de pollo a la manzana- dibuja para ella personajes que la acompañen en sus largas horas entre fogones. Chistes como el del vampiro que no se fía de un plato de jarretes de pollo con salsa de ajos o dibujos que ilustran cada uno de los pasos de la receta dan vida también a un espacio que pretende ser un lugar divertido en el que aprender.

Más de 140 recetas están disponibles ya en Tó está bueno, donde predominan los platos de pastas y verduras -los favoritos de sus autores - y los más económicos. Aquéllos, dice Sara, "que pueden hacerse con ingredientes que cualquiera tiene en casa".

La buena aceptación del blog ha hecho que Sara y Antonio se planteen la posibilidad de convertirlo en un libro de recetas. Por el momento, ambos siguen formándose -ella comienza sus prácticas en un restaurante de Barcelona- y buscando nuevas fórmulas para conquistar a sus lectores por el estómago y también por la vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios