El BEI ralentiza su decisión sobre Álvarez y no aclara si la tomará antes del 25-M

El Banco Europeo de Inversiones no tiene ninguna prisa en dar a conocer el futuro de su vicepresidenta, Magdalena Álvarez, imputada en los ERE. El proceso que la entidad ha abierto sobre la situación de su ejecutiva va al ralentí. El BEI, además, tiene muy en cuenta la inminencia de las elecciones europeas, a la vuelta de la esquina, y tampoco aclara si para entonces habrá tomado una decisión al respecto. Esto es todo lo que, por el momento, ha salido del seno del BEI, cuyo presidente, Werner Hoyer, debe atender un requerimiento por carta de la representante española en su consejo de administración y subdirectora subdirectora general del Ministerio de Economía, Clara Crespo, en el que se solicita un dictamen de los servicios jurídicos sobre los procedimientos internos para acordar el cese de Álvarez.

Una portavoz del banco dijo ayer, de forma lacónica, al ser preguntada sobre si Hoyer responderá a la misiva remitida por Crespo antes de las elecciones del 25 de mayo, que "el BEI no comenta sobre procesos internos".

Con la maniobra de la carta, el Gobierno español ha decidido tomar la iniciativa tras la imputación de Álvarez en el caso de los ERE, después de que varios miembros del Ejecutivo, como la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, o el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, hayan apelado a la responsabilidad de la exministra socialista.

En concreto, Crespo ha solicitado en su misiva aclaración sobre los requisitos para la adopción de los acuerdos por el consejo de administración y el Consejo de Gobernadores, así como sobre quién inicia el procedimiento, qué mayorías son necesarias para su aprobación y qué documentación hay que presentar. Además, la representante española en el máximo órgano de gobierno del BEI ha pedido que se consulte a la Oficina de Conflictos para que se pronuncie sobre si existe un riesgo reputacional para el BEI en las actuales circunstancias.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, dijo ayer que es Álvarez quien debe tomar una decisión "en los próximos días". El dirigente del PP recordó que sobre este asunto ya se han pronunciado el Gobierno de España y el PSOE y es una decisión que "ella tiene que adoptar en los próximos días y que hará pública cuando considere conveniente".

El ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, declaró que "Magdalena Álvarez adoptará la decisión que tenga que tomar". Chaves sí aprovechó la ocasión para atacar al PP, en concreto al Ministerio de Economía, que "está planteando el tema con una actitud cínica e hipócrita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios