Acceso a Portugal

Caos en la Via do Infante

  • El puesto fronterizo de la autovía del Algarve, colapsado por la demanda de información de españoles y portugueses · Las fórmulas sobre el pago del peaje provocan el desconcierto de los usuarios.

Comentarios 37

Preguntas y más preguntas. La operaria del puesto fronterizo entre Huelva y el Algarve nada más cruzar el puente internacional sobre el río Guadiana encargada de ofrecer información al público en relación al peaje de la Vía do Infante de Sagres que entró en funcionamiento el pasado viernes no daba ayer abasto. Españoles, turistas ingleses y de otras nacionales y usuarios portugueses intentaban una y otra vez despejar las dudas suscitadas sobre las fórmulas de pago de peaje.

Buena parte de los usuarios que solicitaban información eran españoles y su único propósito ir a comer a uno de los restaurantes de los que hasta ahora venían frecuentando los fines de semana en el Algarve luso, nada más pasar la frontera: Monte Gordo, Altura, Tavira y poco más. Saber a qué atenerse para poder seguir disfrutando de una estancia corta (apenas unas horas) en la zona algarvía era su único propósito y al mismo tiempo resolver el galimatías de todas las informaciones que habían recibido desde hace semanas y el maremagno de propuestas relativas al pago para vehículos de matrícula extranjera: opciones sin dispositivo electrónico, alquiler de dispositivo temporal (estancias frecuentes), dispositivo Vía Verde (estancias permanentes)... Para colmo la máquina que facilita los tickets para las estancias ocasionales y de corta duración se había estropeado y no funcionaba.

Poco a poco, conforme se aproximaba la hora del almuerzo se fueron acumulando vehículos cargados de pasajeros en el puesto fronterizo, mientras la operaria se prestaba a ofrecer una y otra vez la información solicitada y a explicar lo más sencillamente posible las fórmulas de pago para circular por la autovía cumpliendo la nueva normativa y sin la necesidad de ser multados.

Poco a poco también y conforme iban pasando los minutos los usuarios fueron despejando dudas, ayudados incluso por sus propios compatriotas que acababan de ver la luz. En claro, entre 8 y 11 céntimos de euro el kilómetro es el precio definitivo que habrá que pagar en tasas por conducir por la Vía do Infante, que se traducen en un coste de 2,30 euros a Tavira y 5 a Faro (5 y 10 ida y vuelva, respectivamente)

El peaje establecido no afecta a toda la autovía del Algarve. Así, las dos primeras salidas desde España, esto es la de Villarreal de San Antonio y Castro Marín y la de Altura y Monte Gordo están exentas del abono de tasas.

Una vez sobrepasado ese punto ya comienza el sistema de pago pero mediante dos opciones: tickets y dispositivos electrónicos. Así, para una estancia ocasional para un vehículo extranjero, el usuario puede obtener un billete por el que se abona una cantidad establecida dependiendo del lugar de inicio y de destino. El ticket se puede adquirir en una máquina instalada en el puesto fronterizo o en la gasolinera de Olhao. En el primer caso solo se puede abonar a través de tarjeta de crédito y débito y en el segundo también puede hacerse en efectivo.

En esta modalidad es posible comprar igualmente un billete de tres días con un coste fijo de 20 euros independientemente del número de viajes realizados en la autopista, y otro por cinco días, cuyo consumo está en función de su utilización. Contiene un prepago mínimo de 10 euros para vehículos ligeros y de 20 para vehículos pesados.

La segunda opción incluye el dispositivo electrónico mediante el cual a través una serie de arcos instalados en la carretera permite la identificación automática de los vehículos. La primera de estas instalaciones está ubicada a un kilómetro escaso antes de la salida de Tavira. Cruzar por este primer arco tiene un precio de 2,30 euros, al igual que si se realiza a través del método del billete. Una opción para esquivar el peaje es abandonar la A22 por la salida de Altura/Monte Gordo y utilizar la N-125, la carretera tradicional que une Monte Gordo con Sagres.

Para el peaje de dispositivo electrónico se ha establecido dos modalidades. La primera (estancias frecuentes) es el alquiler de dispositivo temporal Vía Verde Visitor, con una fianza inicial de 27,50 y un costo de alquiler. El pago se puede efectuar con tarjeta de crédito, en tiendas Vía Verde o en efectivo de las áreas de servicios marcadas.

La segunda, para estancias permanentes, establece un dispositivo con cargo a una cuenta bancaria, y se puede adquirir en tiendas Vía Verde o en el Banco Caixa Geral en España. También se puede adquirir el servicio en la empresas dirigidas a transportistas. No pagar las tasas está sancionado con una multa igual a diez veces el precio del peaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios