La Costa del Sol, puente entre Europa y la yihad

  • La Policía desarticuló en 2014 una célula en las Delicias y hace unos meses detuvo a una joven en el aeropuerto

La Costa del Sol ha acogido en los últimos años varias células que, supuestamente, se dedicaban a reclutar yihadistas y enviarlos a Siria e Iraq para hacer la guerra santa con actos terroristas. De ello se desprende que la provincia está situada en una ruta de armas y drogas de esta organización terrorista, como ya explicó en una entrevista a este periódico la catedrática de la Universidad de Málaga (UMA) Ana Salinas, que subrayó la alianza entre el crimen organizado y el terrorismo internacional que nutre y financia organizaciones como el Estado Islámico.

Pese a situarse en un cruce de caminos muy significativo, los investigadores, según Salinas, también experta del comité antiterrorista del Consejo de Europa, están preparados para afrontar el riesgo. "La Guardia Civil tiene una unidad especializada en temas informáticos muy importante. Tiene un personal muy cualificado que colabora mucho con otras policías y fuerzas de seguridad de la Unión Europea, y los jueces exactamente igual, tanto en Europa como en América Latina para temas de crimen organizado y terrorismo", manifestó.

La capital malagueña acaparó numerosos titulares el pasado mes de noviembre con la detención en el aeropuerto de una mujer por su presunta vinculación con el Daesh, según informaron entonces desde el Ministerio del Interior. El juez decretó su ingreso en prisión.

La mujer se había desplazado a Turquía junto a su familia con la intención de dirigirse a Siria e integrarse en las filas de la red y fue arrestada a su llegada a España por el citado aeropuerto. Sobre ella pesaba una orden internacional de detención emitida por el Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional por su presunta vinculación al Daesh y ya había sido investigada en España por la Policía. Era la tercera tercera intervención llevada a cabo por las Fuerzas de Seguridad del Estado contra el terrorismo yihadista esa semana. Unos días después, imputaron a un joven de 18 años por un delito de desórdenes públicos tras crear supuestamente una noticia falsa y difundirla en diferentes redes sociales y servicios de mensajería instantánea. Alertaba de la localización de un yihadista armado en un centro comercial de Málaga.

No han sido los únicos casos. En 2014, la Policía desarticuló en las barriadas de las Delicias y la Paz una de las células más importantes responsables del envío de yihadistas a Siria y otras zonas de conflicto. A su juicio de la catedrática, en la Unión Europa existe un problema evidente. "Desde el momento en que no hay fronteras interiores o se blinda muy bien el control exterior o tendremos terroristas circulando por el interior con todo tipo de facilidades", señaló. No se trata, matizó, de vigilar las fronteras ni la inmigración, "sino de que hay europeos matando a europeos, de europeos que se van a Siria o a los territorios ocupados por los terroristas del Estado Islámico, para combatir y volver". "Van allí para terminar de radicalizarse, entrenarse y asumir el compromiso sagrado de volver para combatir a los infieles. A nadie le gustaría tener que abolir o suspender los tratados Schengen pero a lo mejor sí habría que pensar en algún tipo de medida circunstancial o temporal que permita cierto control de esos movimientos", explicó Salinas, quien también precisó que hay 5.000 combatientes extranjeros en Siria que controla la organización Estado Islámico, procedentes de 70 países. Son 1.000 en el caso de los británicos, mientras que de Bélgica y Alemania 320, de Holanda 150, y de España, según Dolores Delgado, fiscal de cooperación internacional, 63.

En Europa, conviven cuatro grandes redes perfectamente establecidas entre grupos terroristas y de crimen organizado: la ruta del norte parte de Turquía, pasa por Bulgaria y Hungría para luego terminar dividida una parte en Eslovaquia y otra en Austria. La ruta central, desde Turquía, también pasando por Bulgaria, la antigua república yugoslava de Macedonia y Montenegro para, vía Eslovenia, llegar a Austria e Italia. La ruta del sur va desde Turquía hasta Italia pasando por Grecia y Albania. Hay otra ruta que va de África a través de España hasta el Reino Unido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios