Griñán demanda a Rajoy una reunión urgente de presidentes autonómicos

  • La Junta reitera su compromiso institucional con el Gobierno de España para lograr la consolidación fiscal y la recuperación económica. El Ejecutivo andaluz quiere que se analice el modelo de financiación.

Comentarios 49

El presidente Griñán percibe que la realidad y el ministro de Economía Luis de Guindos le están dando la razón y ayer presentó un balance de gestión que arrancó con la idea de la crisis ya va por su tercera recaída "y puede que no sea la última". Eso confirma, para el jefe del Ejecutivo andaluz, "que no basta con un cambio de Gobierno" para que las cosas mejoren, "a pesar del discurso contrario que sostenía hace meses el PP". No obstante, Griñán considera, precisamente, que ahora es posible la unidad en clave de país: "La oposición socialista puede hacer que todos vayamos en una misma dirección una vez que el PP ha dejado de empujar en contra de la recuperación nacional". Esa nueva situación es la que explicaría que, según anunció el propio Griñán, el presidente de la Junta haya pedido ya a Mariano Rajoy una reunión "urgente" con los mandatarios de todas las comunidades autónomas.

Griñán explicó en su comparecencia posterior al Consejo de Gobierno que "no queremos [en la Junta] comprometer la consolidación fiscal", a pesar de que, según datos del Banco de España manejados por el presidente andaluz, la deuda per cápita en la comunidad autónoma está en 1.713 euros; en términos globales cuatro puntos de PIB por debajo de la media nacional y muy lejos de la media estatal per cápita, que Griñán situó en los 34.192 euros. Por ello, el jefe del Ejecutivo andaluz reiteró su "compromiso con el Gobierno de España" y en ese contexto enmarcó las diferentes iniciativas fiscales llevadas a cabo en el ámbito de competencias autonómico, como la subida del tramo del IRPF a las rentas más altas, el céntimo sanitario o el impuesto sobre las bolsas de plástico.

El presidente de la Junta dijo entender que "el Gobierno de España tiene por delante una tarea difícil, pero se encontrará con una oposición responsable, comprometida con la unidad y el esfuerzo colectivo. Los ciudadanos no entenderían otra cosa -señaló Griñán-, porque nos han elegido para resolver problemas, no para hablar en términos fulanistas ni para hacer oposición por oposición". Para Griñán, esa lealtad se entiende porque "no es posible gobernar España de espaldas a Andalucía".

En la base de la solicitud de reunión que el presidente andaluz ha planteado a Rajoy está "la necesidad de un pacto por la reactivación económica y el empleo y la reducción del déficit público, y de  un pacto de consolidación fiscal necesario ante Europa para que los ajustes sean equitativos sin peligro de los servicios públicos esenciales". Griñán quiere que en esa reunión se lleve a cabo un "análisis" del modelo de financiación, aunque no para plantear un cambio inmediato: no sería el momento. En palabras del presidente andaluz, ese análisis debería abordarse "sin impulsar reformas que abrirían melones que no es conveniente abrir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios