triple asesinato de dos hermanas

La juez acuerda un careo entre el Pollino y el monitor de boxeo

  • La instructora cita a declarar el 19 de enero a los cuatro investigados por el triple asesinato.

Ricardo 'el Pollino', el asesino confeso de Sandra Capitán, su compañero sentimental y de su hija Lucía, de sólo seis años. Ricardo 'el Pollino', el asesino confeso de Sandra Capitán, su compañero sentimental y de su hija Lucía, de sólo seis años.

Ricardo 'el Pollino', el asesino confeso de Sandra Capitán, su compañero sentimental y de su hija Lucía, de sólo seis años. / juan carlos muñoz

Comentarios 2

La juez que investiga el triple asesinato del turco Mehmet Demir, de su mujer Sandra Capitán y la hija de ésta, Lucía Begines, de seis años, ha citado a declarar de nuevo para el próximo 19 de enero a las cuatro personas que están en prisión relacionadas con este caso: Ricardo Hernández García, el Pollino; su mujer, Elisa Fernández Heredia; Ricardo García Gutiérrez, el Cabo, padre del Pollino; y David Hurtado Pino, un monitor de artes marciales y de boxeo apodado el Tapita.

La juez de Instrucción número 19 de Sevilla, Ana Escribano, ha acordado que ese mismo día en el que tendrán lugar las nuevas declaraciones se produzcan dos careos entre el Tapita y el Cabo, el primero, y otro entre el Tapita y el Pollino, según expone la instructora en una providencia dictada el pasado 4 de diciembre.

La magistrada que investiga el triple asesinato intentará con estos careos esclarecer cómo se produjo el secuestro el pasado 14 de septiembre de las tres personas que finalmente fueron asesinadas en una vivienda de Cerro Blanco de Dos Hermanas y sepultadas bajo ocho toneladas de hormigón.

En concreto, la Policía explica en uno de los atestados remitidos al juzgado que no se ha podido establecer si las víctimas acudieron por su propio pie a la casa de Dos Hermanas, con la excusa de celebrar el cumpleaños del Pollino, o fueron llevados por la fuerza, secuestrados a punta de pistola en una urbanización de Bellavista.

En un primer momento, la Policía expuso que el Pollino se presentó en el domicilio del turco y de Sandra, y que cuando salieron de la vivienda, la mujer del Pollino "encañonó" a la niña de seis años, apuntándole a la cabeza y obligando a los os adultos a introducirse en el Xsara Picasso que conducía el Pollino.

En el atestado, los investigadores del Grupo de Homicidios sostienen que la niña de seis años fue la primera en ser asesinada de un disparo en la cabeza y arrojada "inmediatamente" a la fosa, pudiendo estar aún con vida en ese momento, dado que la autopsia determinó que tenía "abrasiones en las vías respiratorias profundas compatibles con haber inhalado ante mortem restos de alguna sustancia encontrada en el interior del pozo".

Después asesinaron a la madre, Sandra Capitán, a la que "ejecutaron con cinco disparos a la cabeza", y finalmente "ejecutaron" al turco de un único disparo en la cabeza.

Las tres víctimas presentaban además hematomas por diversas partes del cuerpo, propios de haber sufrido "brutales agresiones" ante mortem, "destacando especialmente por su crudeza e importancia, un gran hematoma que presentaba la niña en el pecho, compatible a juicio de los médicos forenses con un fuerte golpe".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios