violencia machista | el caso del ex agente municipal manuel lebrón

Un profeta en las redes

  • El ex policía local de Alcalá de Guadaíra que secuestró a sus hijos utilizaba su cuenta de Facebook para amenazar a sus ex compañeros y torturar a su ex mujer

Comentarios 2

El ex policía local de Alcalá de Guadaíra que secuestró a sus hijos, Manuel Lebrón González, utilizaba las redes sociales para insultar a su ex mujer, vilipendiar a sus ex compañeros y clamar contra unas leyes que no aceptaba. Como si de un profeta se tratase, llegó a decir que sólo acataba la Justicia divina. Durante más de un año estuvo colgando mensajes amenazantes, y malsonantes, sobre todo dirigidos a los policías nacionales que lo detuvieron en numerosas ocasiones. Incluso llegó a acusar a Juana Rivas del secuestro de sus hijos, una acción que él mismo efectuaría poco después.

"Algunos perros de la Policia nacional, no entienden q aunque me pequéis volverme a detener, sois perros de alcantarilla, que volveréis a claudicar (sic)", dice en uno de los mensajes, plagado de faltas de ortografía y de concordancia, para a continuación retar a uno de los agentes de este cuerpo. "Ven sabes donde vivo". Esa publicación se acompaña de un enlace de una noticia en la que se cuenta que fue absuelto tras ser denunciado por un compañero suyo de la Policía Local por una agresión.

Amenazas a policías nacionales Amenazas a policías nacionales

Amenazas a policías nacionales

Lebrón fue condenado a dos años y diez meses de cárcel por amenazar de muerte a su ex mujer delante de sus hijos. Tras su condena dejó varios recados en su cuenta de Facebook. "Hombre firme, contra más palos le dan y lo tiren, más se levanta. Su delito, ser letrado y soberbio en un tribunal". Hace aquí referencia a su condición de abogado, ya que es licenciado en Derecho y está colegiado en el Colegio de Abogados de Sevilla. De hecho, él se representa a sí mismo en todas las causas. Además de considerar "desproporcionada" su condena, acusa a las "feminazis" de controlar los tribunales. "Dais asco, porque denigrais a las mujeres, y recordar si sois madres, lo q pongo en duda, de un varón sufriréis vuestro veneno, serpientes mantenidas del sistema, tiempo al tiempo (sic)". A continuación ofrece a quien lo quiera pasarle la sentencia de la Audiencia de Sevilla mediante un mensaje privado.

De las leyes divinas al caso de Juana Rivas De las leyes divinas al caso de Juana Rivas

De las leyes divinas al caso de Juana Rivas

Son varios los mensajes alusivos a la cuestión de género tras su condena. En los últimos tiempos ya no escribía desde su cuenta, sino desde la de su pareja actual, en cuya casa de Dos Hermanas tuvo que intervenir la Policía Nacional para liberar a sus hijos. "No reconozco las tartufas leyes de la ideología de género, ni tampoco sus ridículos tribunales, más parecidos a los circos romanos, deseosos de sangre humana", dice en uno de sus últimos posts, publicado en la cuenta de su novia. En ella denuncia que su ex mujer "decidió irse" a Granada y que cada quince días tenía que hacer mil kilómetros para poder verlos. "Desobedezco la ley humana", apunta.

Está en prisión provisional desde el 4 de enero por el secuestro de sus hijos

Y así lo hizo. El 30 de diciembre tenía que entregar los niños a la madre y no lo hizo. La progenitora denunció el secuestro parental de los menores el día 1 de enero y el 2 se produjo la intervención de la Policía Nacional, ante el peligro de que Lebrón pudiera atentar contra los niños. De hecho, en ese periodo volvió a utilizar Facebook y comentó la noticia de la desaparición. Llegó a decir que habían aparecido dos cadáveres de niños en Mairena. La Policía cree que se disponía a fingir la muerte de los niños, que quería fotografiarlos dormidos y simular que estaban muertos, para torturar a la madre. Posiblemente lo haría de nuevo recurriendo a Facebook.

No dio tiempo, ya que la operación policial se produjo apenas 18 horas después de la denuncia. Lebrón se parapetó tras sus hijos y atacó con un cuchillo a tres de los policías que participaron en el rescate, en el domicilio de su actual pareja en Dos Hermanas. Lebrón fue trasladado al juzgado de esta ciudad entre fuertes medidas de seguridad, y de ahí fue directamente a la cárcel. El día antes, el juzgado de lo Penal 6 de Sevilla también había ordenado su ingreso en prisión por otra causa.

Se refirió a la Audiencia como "un juzgado de pacotilla" tras su condena por maltrato

Unos meses antes de secuestrar a sus hijos, arremetió contra Juana Rivas precisamente por el mismo motivo. "Juana, el lunes voy a recoger a mis hijos a Granada, como te vea te voy a detener porque estás cometiendo un delito, y la ley obliga a cualquiera a detener, o quizás las feminazis estáis por encima del Código Penal? La q apoye a Juana está incitando a delinquir, y la Fiscalía? Y la Policía??? De Granada tenía que ser, qué casualidad (sic)". La referencia a Granada es por ser la ciudad en la que reside su ex pareja, la madre de sus hijos, a los que todavía podía ver cada quince días. Pese a la condena, no se le interrumpió el régimen de visitas.

El dispositivo policial que trasladó a Manuel Lebrón a los juzagdos de Dos Hermanas. El dispositivo policial que trasladó a Manuel Lebrón a los juzagdos de Dos Hermanas.

El dispositivo policial que trasladó a Manuel Lebrón a los juzagdos de Dos Hermanas.

Además de ser condenado por amenazar de muerte a su ex mujer, también fue denunciado por sus vecinos, a uno de los cuales llegó a encañonar con una escopeta de caza. Los jueces le impusieron medidas de alejamiento que él vulneró en varias ocasiones, por lo que fue detenido por la Policía Nacional cada vez que era detectado quebrantando estas órdenes. Una de las últimas veces que fue arrestado llegó a protagonizar una persecución desde Alcalá de Guadaíra a Dos Hermanas, y estuvo a punto de atropellar a un agente.

También fue arrestado anteriormente por la Guardia Civil después de un altercado en un bar de Chipiona, donde sufrió un tiro en la pierna al dispararse accidentalmente su pistola reglamentaria. Lebrón ha protagonizado numerosos incidentes, ha denunciado en varias ocasiones a sus propios compañeros de la Policía Local y hace años llegó a desaparecer durante unos días. Todavía puede encontrarse un cartel con su fotografía y sus datos difundido a raíz de aquella desaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios