Guindos receta más reformas a España para lidiar con las turbulencias globales

  • El ministro de Economía avisa que "vienen curvas" por el menor crecimiento, el posible 'Brexit' y el auge de los populismos. Anima a "rematar" la reforma laboral para reducir la temporalidad.

Comentarios 4

El Brexit, la ralentización de la economía global, una política monetaria que se agota y el auge del populismo son los principales riesgos a los que se enfrenta la economía mundial. Así lo indicó ayer el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, que alertó de que "vienen curvas" y de que España debe cometer más reformas para no salir mal parada dentro de esta tormenta.

Aseguró que la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) junto al menor crecimiento internacional está provocando "mucha volatilidad en los mercados", tal y como se está viendo en las caídas de las bolsas europeas en los últimos días. Es más, indicó que ese nerviosismo podría provocar que la situación escale a niveles de enero o agosto del año pasado, con subidas importantes de la prima de riesgo.

A nivel europeo, además del referéndum sobre el Brexit, el ministro señaló otros factores preocupantes: el problema de Grecia, "que aún no está solucionado"; las tensiones generadas por la llegada de refugiados; el escaso margen de maniobra que tiene el Banco Central Europeo (BCE), con tipos de interés muy bajos; y "lo más grave: el ascenso de los populismos con sus cantos de sirena, sus atajos y sus fórmulas mágicas que no llevan a ninguna parte", subrayó, poniendo una clara nota electoralista en plena campaña electoral.

Guindos indicó que la única receta para evitar que la economía española se vea arrastrada por este panorama es "que te perciban como un país seguro y fiable" y eso sólo se consigue "llevando a cabo las reformas económicas que quedan pendientes". Pese a que sacó pecho de la gestión llevada a cabo por el Gobierno de Rajoy, con el consiguiente recordatorio de que logró evitar el rescate de España, el ministro admitió que "aún quedan cosas por hacer". Con una tasa de paro superior al 20%, dos tercios de los desempleados de larga duración y el 25% de los asalariados con contratos temporales, dijo, "hay que profundizar en la reforma laboral" en aspectos que permitan "reducir esa temporalidad tan excesiva" y con cambios en las políticas activas de empleo.

A su juicio, ésta es la senda a seguir y, si el Gobierno que salga de las urnas el próximo 26 de junio, genera incertidumbre o merma la credibilidad de España, "nos mandará a la casilla de salida, un lugar al que no me gustaría volver después de todos los esfuerzos realizados", demandó Guindos durante su intervención en los Cursos de Verano organizados en Santander por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y BBVA.

El ministro insistió en que España crece más que otros países europeos. "Los vientos de cola han sido los mismos para todos (política monetaria del BCE, bajos precios del petróleo, devaluación del euro), pero nosotros tenemos factores diferenciales". Entre ellos apuntó a la reforma laboral de 2012, "que es la que está promoviendo Francia ahora", o la del sistema financiero, "que nos permite tener entidades solventes que dan crédito a diferencia de lo que ocurre en Italia o Portugal". En este punto, señaló que Bankia es actualmente una entidad "profesionalizada y despolitizada", y admitió que "nunca debió salir a Bolsa", pero repartió las responsabilidades de esa decisión: "No toda la culpa fue de Rodrigo Rato", se rebeló, para apuntar al consejo de administración, el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Gobierno de Zapatero.

Con respecto a su propuesta de bajar el IRPF si el PP vuelve a ganar las elecciones, Guindos indicó que "el posible rebajar impuestos si se hace de una forma acompasada con la reducción del déficit". "Lo importante es que haya crecimiento", aclaró.

Y en cuanto a las pensiones, se inclinó por abordar una reforma dentro del Pacto de Toledo, pero dejando claro que no comparte la fórmula de crear un impuesto específico para pagarlas, sino que la clave está en "crear empleo". En estos momentos, indicó que no le preocupa "tirar del fondo de reserva para pagar las extras de los pensionistas porque para eso se creó", y añadió que "es lo mismo que si se emitiera deuda soberana".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios