Simulacro de lanzamiento de cargas entre Sevilla y Córdoba

Airbus presume de que cada obstáculo con el que se encuentra el A400M le sirve para mejorar sus capacidades. Y ayer exhibió su valía ante un grupo de periodistas. El avión militar sobrevoló las provincias de Sevilla y Córdoba durante una hora en la que mostró su potencial en el lanzamiento de cargas en vuelo.

El prototipo número cuatro fue el elegido para realizar este simulacro en el que se arrojaron virtualmente desde la parte trasera del avión de 25 toneladas de ayuda humanitaria sobre una supuesta zona de conflicto. A los mandos, el piloto Ignacio Lombo, (que realizó el primer vuelo del A400M allá por 2009) llevó a la aeronave a una altura de 8.000 pies (de los 45.000 que puede alcanzar como máximo) y fue el encargado de dar las instrucciones para la apertura de rampas y el lanzamiento virtual de carga, tras despresurizar el interior de la aeronave.

Lombo explicó a la docena de periodistas montados en el avión la colaboración que Aena presta a Airbus para poder realizar este tipo de vuelos de prueba en Sevilla. "Tenemos una relación muy buena, nos sentimos muy arropados, ya que siempre nos facilitan el paso por las zonas de menor congestión de tráfico aéreo", dijo.

A las 14:30 el A400M regresaba de nuevo a la pista junto a la planta de San Pablo tras mostrar su faceta más amable, la de su uso para la ayuda humanitaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios