Jornada de famosos en el real

  • La tregua que dio el jueves la lluvia animó a multitud de rostros conocidos a dar un paseo por la Feria. Allí se dieron cita desde Ana Rosa Quintana a Falete, pasando por los concursantes de ‘Se llama copla’

Comentarios 5

La felicidad reinó ayer, como sentimiento general, en el recinto del Real donde, por fin, se dejaron ver –aprovechando la mejoría del tiempo atmosférico–, muchos rostros conocidos, y esperados, cada año por estas fechas.

Otros, como algunos de los integrantes del programa Se llama copla, de Canal Sur, vivían por vez primera la experiencia de vestirse de gitana en la Feria de Sevilla. “He estado cinco meses viniendo al concurso, con lo que me apetecía disfrutar de esto”, declaraba la algecireña Maite Moreno quien, de paso, avanzaba la gira de verano que tienen previsto hacer seis de los artistas. “Los tres ganadores serán fijos y, el resto, irán variando en función del lugar”, explicaba bajo la atenta mirada del cordobés Joaquín Sáez. Éste confesaba cómo, a raíz de su participación televisiva, ha cambiado su vida. “Soy panadero pero lo he tenido que aparcar por un tiempo. La gente nos dicen muchas cosas bonitas”, comentaba el cantante. A su lado, Joana Jiménez, la ganadora, explicaba los secretos de su traje. “Me lo he diseñé yo hace tres años y, después, me lo hizo mi madre”.

Invitados por Sandra de la Rosa, la profesora del espacio, al grupo se unieron Patricia García y Rosa Marín, compañeras que echaron de menos al resto pero que, a pesar de las ausencias, montaron su fiesta particular en El zurraque de Triana, caseta en la que disfrutaron de un animado almuerzo.

Ahora, si quieren que les cuente una comida de categoría –sin desmerecer el resto, por supuesto–, continúen su lectura en estas líneas porque nos espera en la cocina el mismísimo Carlos Herrera. Él, que “nunca” va a la Feria, se “metió” entre fogones para preparar un delicioso guiso de patatas con el que nos agasajó a quien suscribe y a Belén Vargas, fotógrafa que ilustra estas letras. “No estás comiendo nada”, me reñía de modo paterno señalando el plato de papas.

Fuera, su mujer, Mariló Montero, atendía encantadora a los medios de comunicación luciendo un espectacular modelo amarillo de Cañavate. “Es una obra de arte”, reconocía ante los piropos de “¡Guapa, guapa!” que le decían los paseantes en los coches de caballos que, al pasar se sorprendieron de ver juntas a dos grandes de la comunicación televisiva como la Montero y... la Quintana.

Ana Rosa, con abrigo y vestido de calle, llegó junto a su marido, Juan Muñoz, al mismo espacio, La revirá, que, además de con Herrera, cuenta como socios con Luis Miguel Martín Rubio, excelente anfitrión, Antonio Jiménez Filpo, Ricardo Laguillo, Salvador Domínguez y Fernando Ocaña. Un grupo en el que la presentadora de Tele 5, madrileña de origen, se integra como una sevillana más. “Mañana sí me pondré de gitana”, avanzaba la periodista . “Hoy, ante el panorama del tiempo, no me apetecía tanto”.

Al salir, en la esquina de la calle Chicuelo, Raquel Revuelta, con un modelo abotonado de la última colección de Pilar Vera, se dirigía con su esposo, Miguel Ángel Jiménez, para reunirse con unos amigos. Ambos, con prisa para evitar la “mojada” del momento, pararon un segundito para una foto en la que, como pueden comprobar, no se ven ni los dos paraguas del matrimonio, ni el bolso de Raquel, ni su móvil, ni la cervecita que llevaba en mano Miguel Ángel. “¿Dónde esta todo eso?”, podrían ustedes preguntarse... Muy fácil. Lo sujetaba servidor como podía junto a mi propio paraguas, mis dos móviles, el bolsito con el monedero, la libreta, las llaves y los bolígrafos necesarios para que no se pierda ni un detalle de lo que alrededor suceda.

Queda pendiente el encuentro protagonizado por Falete y la copita que dio María del Monte –y donde descubrí que su madre, Bibiana, de 82 años, es casi tan personaje como su hija–. Será el tema de mañana. Ése, y la visita de Judith Mascó, con un cicerone de excepción llamado Alfonso Gómez de Celis, delegado municipal de Presidencia. Sigan la pista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios