El temporal deja a los hoteles con una ocupación inferior al 70%

  • El mal tiempo da una tregua a los empresarios, que esperan mejorar los resultados este fin de semana · El Consistorio propone prorrogar las atracciones

Las cifras exactas del impacto del temporal en la economía que genera la Feria no se conocerán hasta la próxima semana, pero los portavoces de los hoteleros y de los hosteleros auguran pérdidas cuantiosas en los negocios que cada año se vuelcan con la fiesta. Con 70 años dedicado a la hostelería, Juan Robles, el presidente de la asociación de este sector, no recuerda una Feria "con tan mal tiempo e impacto en los negocios". Aunque "los establecimientos emblemáticos no han registrado pérdidas, para la mayoría la situación es negativa", añadió Robles. Pero el temporal ya ha pasado por el real y, aunque ha hecho estragos, se espera un fin de semana soleado. Una tregua del meteosat con la que "se espera remontar" en la facturación, añadió Robles.

Para los hoteleros, la lluvia y el viento también han reducido las previsiones de ocupación por debajo del 75% esperado. Santiago Padilla, director gerente de la Asociación de Hoteleros reconoció ayer que esta Feria se esperaba "fría, aunque no tanto". "En casi todos los establecimientos se han producido anulaciones de reservas, en algunos imperceptibles, pero en otros, han sido muy negativas", añadió Padilla. Y es que los hoteleros realizaron un esfuerzo promocional con el objetivo de atraer durante más días a los visitantes. Por lo tanto el impacto es doble: por el temporal que ahuyentó visitas a la ciudad durante los tres primeros días, y por los esfuerzos para promocionar la ciudad. Para motivar la demanda, "muchos hoteles han trabajado en estrategias para lograr que el visitante permaneciera más noches en Sevilla, pero estas tarifas especiales también se han resentido por el mal tiempo".

Los resultados más pesimistas en las cuentas se registran en el recinto ferial. Los feriantes estiman las pérdidas, hasta ayer, en el cien por cien. Un propietario de varias atracciones de la calle del infierno explicó que la inversión media de una instalación de ocio en el real supone 6.000 euros, cifra a la que hay que sumar el coste del personal, el alquiler del parking para las caravanas, la electricidad, etcétera. "Sólo hemos recibido clientes el domingo de preferia, pero la recaudación alcanzó sólo el 60% con respecto a la Feria anterior". Para las familias de feriantes, que cada año realizan un periplo de feria en feria, la de Sevilla es en la que más aspiraciones recaudatorias tienen, pero este año se presenta muy difícil. Es por ello que la asociación que los representa tratará de lograr que el Ayuntamiento adopte medidas compensatorias ante las pérdidas. Ayer el director de área de Fiestas Mayores, Carlos García Lara, explicó que la delegación está abierta a cualquier sugerencia. García Lara avanzó la posibilidad de conceder una prórroga a las atracciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios