Bruselas se plantea una agencia para la gestión del derecho de asilo

  • Grecia frena las deportaciones, que reanuda hoy, para estudiar las peticiones de los refugiados.

La Comisión Europea analizará hoy las opciones para asegurar una mejor distribución de refugiados en el bloque después de que su sistema de asilo colapsara tras la llegada masiva de inmigrantes el año pasado. La Convención de Dublín que rige en la UE establece que todo solicitante de asilo lo reclame en el primer país del bloque al que llega y esa nación es la que decide aceptar o rechazar la petición.

Para el más de un millón de personas que llegaron a territorio de la UE el año pasado ese país sería Grecia, pero la pequeña nación mediterránea, desbordada con la gran afluencia de personas, dejó que los inmigrantes prosiguiesen su viaje al norte de Europa, el destino que quería la inmensa mayoría.

La Comisión Europea probablemente perfile hoy dos opciones de reforma de la Convención de Dublín con el objetivo de acelerar el debate entre los países miembros, dijo uno de sus representantes. Una de las propuestas prevé "un sistema europeo estandarizado de petición de asilo", mientras que la alternativa "menos ambiciosa" implicaría modificar el sistema existente, adelantó el representante en Alemania de la Comisión Europea Richard Kuehnel.

Con la primera opción, todos los solicitantes de asilo dentro de la UE serían asignados según se acuerde distribuirlos teniendo en cuenta el tamaño del país, su bienestar y su capacidad para absorberlos. La Comisión cree que se podría dar a la Agencia Europea de Apoyo al Refugiado la tarea de procesar las peticiones de asilo, agrega la información, que cita fuentes en Bruselas conocedoras de la materia.

Por otro lado, el Gobierno griego detuvo ayer las devoluciones de refugiados a Turquía mientras redefine sus listados de inmigrantes para deportar ante la llegada masiva de peticiones de asilo. Desde que comenzó el pasado lunes el proceso, las demandas de asilo han crecido exponencialmente, según la prensa local, que asegura que sólo en Lesbos, donde hay alrededor de 3.150 refugiados en el centro de detención de Moria, se han registrado 2.800. Una situación similar a la que se vive en Quíos, donde de cero peticiones de asilo se ha pasado a 540.

El portavoz de la coordinadora del Gobierno para la gestión de los refugiados, Yorgos Kyritsis, confirmó que la llegada de demandas de asilo de "último minuto" ha planteado "un problema práctico", ya que gente incluida "en las listas de deportación" pidió asilo, "y antes de devolverlos hay que aclarar su situación". Según Kyritsis, la semana pasada las autoridades griegas elaboraron un listado con 490 inmigrantes a deportar, de los cuales 202 fueron devueltos el lunes.

Hasta que esta situación con las demandas de asilo no se resuelva, insistió Kyritsis, se detendrán las deportaciones, aunque la prensa local asegura que hoy se llevarán a cabo 200 devoluciones. Kyritsis se mostró "muy satisfecho" con las reubicaciones realizadas ya que Turquía "no rechazó gente de la lista (de deportaciones)... con dos o tres excepciones", concedió.

Asimismo, Grecia confirmó que el papa Francisco y el patriarca ecuménico de Constantinopla Bartolomé visitarán la isla griega de Lesbos los próximos días 14 y 15 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios