Cameron, a su llegada para explicar el 'Brexit': "Quiero un divorcio constructivo"

  • "Espero que mantengamos una relación lo más cercana posible en término de comercio, cooperación y seguridad, porque eso es bueno para nosotros y para ellos", ha asegurado el primer ministro británico en el Consejo Europeo.

El primer ministro británico, David Cameron, aseguró este martes que el Reino Unido abandonará la Unión Europea tras el referéndum del pasado jueves, en el que se impuso la opción del Brexit, pero abogó por que el proceso de divorcio sea "constructivo" y la relación con el bloque comunitario, estrecha. "Espero que mantengamos una relación lo más cercana posible en término de comercio, cooperación y seguridad, porque eso es bueno para nosotros y para ellos", declaró Cameron a su llegada al Consejo Europeo que se celebra este martes en Bruselas.

Cameron recalcó: "Aunque dejemos la Unión Europea, no debemos dar la espalda a Europa". "Estos países son nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros aliados y nuestros socios y espero que busquemos la relación más cercana posible", dijo. Expresó la esperanza de que el proceso de separación sea "lo más constructivo posible" y que este sea el espíritu en el que se mantengan las discusiones de hoy.

El primer ministro británico se entrevistó con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y se reunirá también con el del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien a su llegaba a la cita de líderes subrayó que la UE está preparada para iniciar ese proceso de divorcio "incluso hoy". Sin embargo, lo cierto es que nadie espera que Cameron active hoy el artículo 50 del Tratado de Lisboa con el que se inicia el periodo de dos años como mínimo para materializar la salida británica. El premier británico ha dejado claro que el responsable de activar esa cláusula será su sucesor en el cargo. El Partido Conservador ya ha adelantado que espera que el relevo se produzca en septiembre y no en octubre, como había apuntado el propio Cameron.

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea comenzaron una cumbre en la que esperan escuchar del primer ministro británico claridad en sus planes tras el referendo en el que una mayoría de británicos votó por que su país abandone el club comunitario.

Los líderes de la UE se han mostrado mayoritariamente partidarios de que el Reino Unido active cuanto antes el artículo 50 del Tratado de Lisboa para iniciar el proceso de divorcio, aunque no esperan que Cameron dé ese paso hoy. Tusk anunció que propondrá este miércoles a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE celebrar una cumbre informal sin el Reino Unido en septiembre, probablemente en Bratislava, para hablar del futuro del proyecto europeo tras la salida de ese país. Tusk insistió en que sin notificación por parte del Reino Unido sobre su salida de la UE "no empezarán las negociaciones sobre el proceso de divorcio, ni sobre las futuras relaciones" entre las partes.

Mientras, Juncker, afirmó que ha prohibido a los comisarios y directores generales de la institución establecer conversaciones informales o secretas sobre el brexit con representantes británicos hasta que no haya una notificación oficial por parte de Londres. "Sin notificación, no hay negociación", dijo Juncker en un pleno extraordinario del Parlamento Europeo, en el que los eurodiputados instaron al Reino Unido a activar cuanto antes el artículo 50 y pidieron trazar "una hoja de ruta" para reformar la UE que se complete "con una revisión de los tratados".

Además de abordar el Brexit, los líderes comunitarios también prevén tratar hoy la crisis migratoria, la expansión del mercado único, la política de defensa y la cooperación con la OTAN, para lo que han invitado al secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios