El FBI investiga una carta con una "sustancia sospechosa" dirigida a Obama

  • La misiva proviene de la misma fuente que el martes envió otra similar a un senador republicano. Cierran parte del Senado por informes de dos paquetes sospechosos.

El FBI investiga una carta con una "sustancia sospechosa" enviada al presidente de EEUU, Barack Obama, después de que el martes se detectara ricina en un sobre remitido al senador republicano Roger Wicker, informaron varios medios estadounidenses. La misiva impregnada de una "sustancia sospechosa" fue interceptada en una oficina de correos fuera de la Casa Blanca, según la cadena CNN.

Un boletín de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) obtenido por la cadena Fox News señala que las fuerzas de seguridad "están analizando" la misiva, que parece provenir de la misma fuente que la enviada el martes al senador. Ambas cartas contienen la frase: "Ver algo incorrecto y no difundirlo es convertirse en un aliado silencioso de su continuación", de acuerdo con el boletín. Las dos tienen además la misma firma: "Soy KC y apruebo este mensaje".

Las autoridades aún no han identificado el tipo de sustancia impregnada en el sobre dirigido al presidente Obama, por lo que se desconoce si también se trata de ricina. El dirigido a Wicker dio positivo en los controles de seguridad del Congreso de EEUU por contener ricina, una toxina cuyo polvo blanquecino es mortal sólo con inhalarlo si llega a la sangre, según una fuente del Congreso.

El jefe de los agentes de seguridad del Senado, Terrance Gainer, dijo en un correo electrónico enviado a las oficinas del Senado que el sobre tenía un matasellos de Memphis (Tennessee), pero no contenía información sobre el remitente. Tras recibir información de las autoridades policiales, la senadora demócrata Claire McCaskill dijo a los periodistas que las autoridades han identificado a un sospechoso, pero no precisó si éste fue arrestado. La oficina de correos del Senado, que se encuentra a las afueras de Washington, está cerrada durante dos o tres días mientras continúa la investigación.

El FBI descartó que el sobre dirigido a Obama, con una "sustancia granulada" que dio positivo como ricina en una prueba preliminar tenga relación con los atentados de Boston. "No hay indicaciones de que haya una conexión con el ataque en Boston", indicó el FBI en un comunicado, en el que anticipó que aún "se pueden recibir más cartas" sospechosas como la dirigida a Obama y las tres enviadas al Senado.

La misiva impregnada de una "sustancia granulada que dio positivo como ricina en un test preliminar" fue interceptada en una oficina de correos fuera de la Casa Blanca, informó la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en un comunicado. "El sobre, dirigido al presidente Obama, fue inmediatamente puesto en cuarentena por el personal del Servicio Secreto, y se inició una investigación coordinada con el FBI", indicó la agencia.

El FBI informó, además, de que los filtros de una segunda oficina de revisión de correo dirigido a la Casa Blanca también "dieron positivo por ricino", por lo que el correo de esas instalaciones está siendo sometido a pruebas. La agencia federal matizó que siempre que se encuentra un "polvo sospechoso" en una oficina de correo "se hacen pruebas", y que éstas "pueden producir resultados inconsistentes". "Sólo un análisis completo efectuado en un laboratorio acreditado puede determinar la presencia de un agente biológico como la ricina", subrayó, al recordar que "esos test se están llevando a cabo y generalmente llevan entre 24 y 48 horas".

Cierran parte del Senado por informes de dos paquetes sospechosos

La policía del Capitolio de Estados Unidos cerró parte de dos edificios de oficinas del Senado tras recibir informes sobre dos paquetes sospechosos. Los edificios permanecieron varios minutos cerrados hasta que los agentes los volvieron a abrir. La policía analizó los "paquetes sospechosos" e interrogó al individuo que los entregó en la recepción de esos inmuebles, tras lo que decidió levantar el confinamiento, aunque por el momento no han trascendido los resultados del análisis. El protocolo de seguridad del Congreso no permite entregar paquetes ni sobres directamente en sus instalaciones, por lo que la correspondencia debe llegar a una oficina situada a las afueras de la capital, en el estado de Maryland.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios