El Pabellón de la Navegación volverá a mostrar contenidos de la Expo 92

  • Maquetas, imágenes y documentos conservados se incorporarán a las exposiciones temporales con las que el nuevo espacio se sumará a la celebración del vigésimo aniversario de la Exposición Universal.

Comentarios 14

Javier Sanchidrián, el director del Pabellón de la Navegación, que el pasado lunes 2 reabrió sus puertas con nuevos contenidos interactivos, avanza que el espacio se vinculará "plenamente" al programa de celebración del 20 aniversario de la Expo 92. "Queremos ser protagonistas y tenemos recursos para hacer una importante exposición temporal sobre este tema. Manejamos muchas opciones, desde mostrar el archivo de imágenes (fotografías y vídeos) de la época a recuperar algo tan añorado como son los contenidos originales del Pabellón de la Navegación de la Expo, que están guardados en los almacenes. Haremos cosas importantes de cara a esa celebración. Tenemos cuatro meses por delante, muchas ganas e ilusión". Aunque, a la pregunta de si veremos a Curro, la mascota de la Expo, navegando en el mar de luces del pabellón, Sanchidrián sonríe pero plantea sus reticencias. "Sí, pero tal vez a través de una colaboración con Isla Mágica, que prepara algo en este sentido".

El proyecto del nuevo Pabellón de la Navegación comenzó a gestarse en 2005, ha contado con 11 millones de euros de presupuesto y ha sido adaptado a sus nuevos usos expositivos y congresuales por el autor del edificio, Guillermo Vázquez Consuegra. El remozado espacio aspira a tener 800 visitas diarias y para ello ha optado por unos "precios medios", según su director, atractivos para los sevillanos y visitantes, así como para el turismo fluvial, que puede arribar cómodamente a estas instalaciones, dotadas con un pantalán.

Pendiente de abrir en las próximas semanas los accesos por el río, conectándose así al itinerario del Jardín Americano, "el Pabellón aún depende de la bolsa de aparcamiento urbano de la Cartuja, principalmente las plazas que hay entre nuestra sede y el Pabellón de la Naturaleza. En el futuro, contaremos con la inmensa capacidad de aparcamiento subterráneo que tendrá el complejo de Cajasol", avanza Sanchidrián, que prefiere venir andando "por el Puente del Cachorro o por la pasarela de la Cartuja, pues estamos perfectamente comunicados con la margen del río".

Para el asesor del centro, el americanista Pablo Emilio Pérez-Mallaína, autor de numerosos libros sobre la navegación española, recuperar para los fastos del 20 aniversario los contenidos del pabellón de la Expo 92, del que él también fue el supervisor científico, "sería posible y muy deseable".

Él ha seleccionado ahora entre miles de documentos del Archivo de Indias a los 20 protagonistas de la sección inicial de la exposición permanente del pabellón, dedicada a los viajeros que entre los siglos XVI y principios del XIX se atrevieron a surcar el mar desde los puertos de Sevilla y Cádiz. Su deseo es enriquecer, con paneles explicativos y audio, la sección segunda, donde figuran las maquetas más representativas de la historia de la navegación, todas ellas procedentes del pabellón de la Expo 92 salvo la nave Orcelle de propulsión eléctrica, aún no testada.

"Mi objetivo es mostrar su historia pero también cómo la navegación ha influido sobre nosotros. Nos hemos acostumbrado a que todo puede venir de cualquier sitio y eso es gracias a que existen los barcos. Los portacontenedores y el petróleo, los productos chinos que vemos en los almacenes y sus precios irrisorios... La aldea global existe porque los barcos lo llevan todo de un lado a otro", reivindica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios