La Bolsa española avanzó ayer el 0,37% y estuvo cerca de recuperar la cota de 9.700 puntos, animada por el resto de plazas europeas y algunos de los grandes valores, pese a la apertura bajista de Wall Street tras conocerse el alza de la inflación estadounidense.

Con la prima de riesgo en 75 puntos básicos, el Íbex 35 sumó 35,50 unidades, ese 0,37%, hasta 9.686,20 puntos, con lo que reduce las pérdidas del año al 3,56%.

En Europa, los principales mercados también tuvieron tendencia positiva. Madrid fue de hecho la que menos subió del Viejo Continente, puesto que Milán repuntó el 1,81%; Fráncfort, el 1,17%; París, el 1,11%, y Londres, el 0,64%, mientras que el euro continúa al alza y al cierre bursátil se cambiaba a 1,239 dólares.

En Asia, Hong Kong ganó el 2,27% y el CSI 300 de Shanghái y Shenzhen, el 0,80%, mientras Tokio se dejó el 0,43%.

Las grandes capitalizadas del índice español cerraron de forma mixta, ya que Inditex avanzó el 1,04%; Iberdrola, el 0,73%, y Santander, el 0,33%, en tanto que Repsol cayó el 1,04%, con el Brent (petróleo de referencia europea) a 63,03 dólares. BBVA perdió el 0,43% y Telefónica, el 0,17%. Siemens Gamesa encabezó las subidas del selectivo al sumar el 4,62%, después de conocerse que una empresa danesa ha elegido a la española como suministrador exclusivo de aerogeneradores. A la compañía industrial le siguieron Meliá y Mediaset, con avances del 2,61% y el 2,20%. Indra y Técnicas Reunidas fueron los farolillos rojos del Íbex con caídas del 2,18% y el 1,23%, respectivamente.

En el mercado continuo, en el que se negociaron más de 2.000 millones, Solaria fue el valor más alcista con una subida del 9,36%, y Prisa retrocedió el 4%.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios