Contrapunto

Francisco Javier Gutiérrez Juan

1865, La Carretería, el adiós

En el Viernes Santo de 1865 Andrés Palatín Palma, músico mayor del Excelentísimo Ayuntamiento de Sevilla, se despedía de la Semana Santa de Sevilla al frente de la hoy Banda Sinfónica Municipal de Sevilla. Después fallecería y sería su hijo Antonio Palatín Moreno el que desde el 22 de febrero de 1866 al 30 de septiembre de 1894 continuaría en la dirección de esa formación. Andrés Palatín había realizado una labor impagable que llegó mucho más allá de lo artístico.

Palatín había creado la Banda Municipal de Sevilla. Pero para que a su banda nunca le faltaran los músicos necesarios se le ocurrió una idea maravillosa. Comenzó a enseñar su oficio de músico a los niños huérfanos del Asilo de Mendicidad de San Fernando. Durante años lo hizo de manera totalmente altruista. Sería incluso después de que los niños músicos del Asilo de San Fernando cobraran cierta notoriedad en la ciudad cuando Palatín logró que el Ayuntamiento le gratificara económicamente por las clases que impartía en aquel asilo de titularidad municipal. Consiguió que la Corporación pagara uniformes e instrumentos a aquellos niños que comenzó a incorporar a la Banda Municipal. Cuando esos niños tocaban con la Municipal cobraban el dinero que Palatín exigía al Ayuntamiento para ellos. Pasado el tiempo eran tantos los niños huérfanos de aquella banda que la Municipal de Sevilla fue conocida como la Banda del Asilo de San Fernando. De hecho, en documentos oficiales de aquella época se podía leer "Banda Municipal de Sevilla, Banda del Asilo de San Fernando". Sería ya a final del siglo XIX cuando con la dirección de Manuel Font Fernández se comenzaría a llamar de nuevo Banda Municipal de Sevilla.

Palatín hizo lo mismo que otros como Olmo en Guillena, De la Orden en Salteras o Salazar en Utrera, hicieron en sus pueblos: le regaló arte a la sociedad y un oficio del que poder vivir a los niños más desfavorecidos. ¡Gracias, maestros!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios