La ventana

Luis Carlos Peris

Abogado racial y eficaz banderillero

MONSTRUO total, que diría aquel filósofo de la Caleta que era el Beni y que nos dejó huérfanos de gracia y de guasa. Bueno, pues el protagonista de esta historia es un joven abogado que se mueve por los salones como si hubiera nacido en uno de ellos y que es capaz de ponerle un par de banderillas al mismísimo toro del aguardiente o a uno del Tío Picardías, qué más le da a él. Le dice las verdades del barquero al lucero del alba y lo hace con finura, sin rozar para nada el desagradable palo de lo soez. Y de grosero, nada de nada, que en la hora de lo versallesco también es diestro, pero que no le toquen los costados que contragolpea con la contundencia de un peso pesado. La otra noche en cierto sarao puso firme a una dama que, al parecer, ignora que quien dice lo que no debe oye lo que no quiere. Teutón del Arenal, está en todas las salsas y quien lo busca suele encontrarlo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios